MALDITA TECNOLOGÍA

¿Cuántos satélites hay ahora mismo orbitando la Tierra?


El mundo lleva más de medio siglo lanzando satélites al espacio; con ellos se ha conseguido hacer cosas espectaculares, como crear un sistema de posicionamiento en tiempo real en cualquier parte del planeta, fotos del espacio para crear mapas muy precisos, o incluso ofrecer Internet. Pero, ¿cuántos hay ahora mismo en órbita?
Los primeros satélites empezaron a orbitar la Tierra a finales de los años 50. Fue el Sputnik, lanzado en 1957, el primero en ver la Tierra desde fuera de la atmósfera. Hasta la década de 2010, los lanzamientos de satélites anuales se situaban entre 10 y 60. Sin embargo, en la última década, el número se ha disparado, con 1.300 satélites lanzados en 2020, y 1.400 en lo que llevamos de 2021.
En total, se han lanzado al espacio 11.881 objetos, la mayoría de ellos satélites. De ellos, 3.850 ya no se encuentran en órbita, mientras que otros 8.029 sí que se encuentran orbitando el planeta. Para conocer la cantidad de satélites que hay en órbita en todo momento, podemos consultar el listado actualizado que mantiene la Oficina de Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Exterior (UNOOSA).
Todos estos satélites se encuentran en órbita baja (LEO, o Low Earth Orbit), una región que se cubre 2.000 kilómetros de altitud hacia el espacio. La mayoría de lanzamientos hechos hasta ahora los realizaban las agencias espaciales de gobiernos como el estadounidense o el ruso (previamente soviético). Sin embargo, con la llegada de empresas privadas como SpaceX, el número de satélites lanzados y en órbita se ha disparado, y va a seguir creciendo en los próximos años.
El aumento de satélites en órbita se debe a la disminución del coste de lanzarlos. Empresas privadas como SpaceX, OneWeb, Amazon o StarNet/GW tienen previsto lanzar un total de 65.000 satélites en los próximos años, y hay propuestas pendientes de aprobación para que esa cifra supere finalmente los 100.000 satélites. SpaceX es la que más tiene, ofreciendo Internet mediante Starlink en varios países con altas velocidades y baja latencia.

No todo son beneficios

Tener tantos satélites en órbita genera multitud de problemas. Para empezar, gestionar todo el tráfico para evitar colisiones va a ser cada vez más complejo. Además, afectará a la astrofotografía y a la observación científica del espacio desde la tierra, ya que los satélites reflejan la luz del sol en sus paneles. De hecho, se estima que el 8% de la luz del cielo por la noche podría provenir de satélites, con una de cada diez «estrellas» siendo un satélite en movimiento
Actualmente hay 128 millones de restos orbitando en el espacio. De ellos, 34.000 son de más de 10 cm, y con el paso de los años irá habiendo más conforme haya más accidentes o los que hay en órbita vayan rompiéndose por los efectos de la radiación ultravioleta. Con que haya un solo choque, puede generarse un efecto caótico en cadena que afecte a cientos o miles de satélites en distintos planos orbitales.
El caos generado por la basura espacial podría llegar a tal nivel que podría ser imposible lanzar nuevos cohetes al espacio si no se mantiene bajo control. Por culpa de ello, viajar a otros planetas podría ser tarea imposible, lo cual se conoce como el efecto Kessler. Y, de momento, no hay un mecanismo específico para eliminar esa basura espacial.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS