Sobrevaluados


Tras el reciente y cuantioso aumento del 30% que se otorgaron a sí mismos los diputados provinciales, que deriva en un incremento a los empleados y personal político de la Legislatura. Este martes, los representantes del pueblo volvieron a sesionar. La sesión duró apenas unos 20 minutos, tiempo suficiente para dar tratamiento al Orden del Día, Asuntos Entrados y votación de proyectos. La sesión comenzó a las 10:08 horas y culminó a las 10:28, según el registro oficial. Con la celeridad que los caracteriza, los legisladores aprobaron las Resoluciones de Presidencia 298 a 306, en un abrir y cerrar de ojos. Se trata de esas Resoluciones a las que no se da lectura, como ocurrió en ocasión de aprobar semanas atrás el aumento del 30% en los sueldos de todo el personal de la Casa. Este martes, honrando sus cuantiosos ingresos, los diputados procedieron a aprobar un pedido de informes al Instituto de Seguridad Social y Seguros, sobre cantidad de personal y remuneración que perciben. Enviaron a Comisión para su análisis una serie de Declaraciones de Interés, que son básicamente expresiones de buenos deseos que si son aprobadas, podrían suponer cierto compromiso para el Poder Ejecutivo de avalar, financiar y/o acompañar las causas con fondos públicos, entre otras cosas. He ahí el verdadero valor de las Declaraciones de Interés, si se analiza en profundidad el valor del voto de los honorables. También pasaron a Comisión, cuatro Decretos del Ejecutivo para incorporar, distribuir y modificar partidas del Presupuesto Provincial vigente. Y en la brevísima sesión, hubo tiempo para Declarar de Interés la feria de la vid y la marcha del orgullo LGBTIQ+. Acto seguido y sin mucho trámite, se habilitó la Hora de Preferencia, ese momento que los legisladores podrían aprovechar para tomar posición sobre los temas de interés público, pero tampoco hubo nada de eso. En un lapso no mayor a tres minutos, el diputado Chiquichano propicio la ocasión para saludar a los viales en su día y la legisladora Lloyd Jones hizo entrega a los presidentes de bloque de un petitorio entregado por los Auxiliares de la Educación sobre su reclamo salarial. Por cierto, para los distraídos que se perdieron el capítulo del aumento del 30% que se otorgaron a sí mismos los legisladores, este se hará efectivo con los haberes de septiembre, octubre y noviembre, después de todo hay que ganarle a la inflación. Tomando en cuenta la escasa labor legislativa, so pretexto de la pandemia, durante 2020 y el año en curso, resulta razonable afirmar que los diputados de Chubut, estarían un tanto sobrevaluados.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS