Chubut, tierra de oportunidades


El anuncio de la visita del presidente Alberto Fernández a Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn representa una oportunidad para propios y ajenos. En la ciudad petrolera, el oficialismo local buscará capitalizar la visita, el PJ se organiza para ofrecer un marco con lógica electoral y si todo sale bien, el intendente Juan Pablo Luque tendrá la ocasión de consolidar el vínculo que viene gestando desde hace tiempo con al Gobierno Nacional. El protagonista será Alberto, pero los beneficios de su presencia en Chubut pueden ser muchos, o circunscribirse al escenario de campaña, ese será el desafío de la dirigencia provincial. También Mariano Arcioni podrá acarrear agua para su molino si se lo propone, después de todo, a pesar de las diferencias del PJ Chubut con el oficialismo provincial, Arcioni se ha sentado a la mesa de los gobernadores alineados con el Gobierno Nacional. La presentación del proyecto de ley de Reparación Histórica no supone un enfrentamiento con Nación, sino una estrategia para mostrarse decidido a defender los intereses de Chubut, pero el resultado final estará supeditado a su capacidad de negociación. Tampoco los Sastre quieren quedar fuera de juego, y por ello buscarán capitalizar, a su modo, la visita presidencial. Chubut es una provincia con poco peso electoral en términos cuantitativos debido a que el padrón de votantes apenas representa poco más del 1 por ciento del padrón electoral nacional. Sin embargo, en términos cualitativos la cosa cambia. A la fecha en la Cámara Alta el Gobierno Nacional cuenta con el apoyo de los tres senadores por Chubut, un caso inusual, tomando en cuenta que en cada renovación se eligen dos senadores por mayoría y uno por la primera minoría, algo que, de repetirse el resultado electoral del 12 de septiembre en las generales de noviembre, cambiará sustancialmente. Así las cosas, cuánto representará para la campaña del Frente de Todos la visita de Alberto Fernández a Chubut, es un misterio que solo podrá develarse cuando se abran las urnas el 14 de noviembre. Pero en este escenario hay otros protagonistas no menos importantes, quizá los más importantes. Nadie parece haber reparado en un detalle altamente significativo, este martes, el presidente Alberto Fernández recibió a ocho empresarios de sectores clave de la economía para analizar la agenda de los próximos meses. Dos de ellos invierten y generan cientos de empleos en Chubut, Marcos Bulgheroni (PAE) y Javier Madanes Quintanilla (Aluar). Éste último anunció este miércoles, en otro golpe de efecto para la provincia, que abrirá una nueva planta en Puerto Madryn y se crearían 600 puestos de trabajo. El dato, no es menor, si se toma en consideración que Chubut tiene la particularidad de que dos de sus ciudades más importantes destacan en los índices de desocupación, según el cristal con que se mire. Comodoro Rivadavia con la menor tasa de desempleo de la Argentina y el conglomerado Trelew-Rawson, entre las ciudades con mayor índice de desocupación. Chubut, en el corazón mismo de la Patagonia, sigue siendo una tierra de oportunidades, ahora habrá que ver si la dirigencia de todo el arco político provincial, está a la altura de las circunstancias. Los estaremos observando.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS