AMENAZÓ CON UN ARMA DE FUEGO A SU ESPOSA PARA QUE NO SE VAYA DE LA CASA

Esperará el juicio en prisión imputado por violencia de género


En una audiencia de control de prisión desarrollada en sala de oficina judicial, tercer piso de los tribunales en Trelew, el Ministerio Público Fiscal representado por el funcionario de fiscalía Rubén Kholer, solicitó la mantención de la medida de coerción para una persona imputada por un grave hecho enmarcado en violencia de género, en perjuicio de quien era su pareja. Participó en la audiencia la Jueza María Tolomei mediante sistema de videoconferencia y ejerciendo la defensa lo hizo Romina Rowlands.
El doctor Kholer puso de manifiesto que a principios del mes de septiembre fue elevada la acusación respectiva y detalló que el hecho es el ocurrido el día 23 de marzo de 2021 aproximadamente a las 16,30 en una vivienda del barrio Costanera de esa ciudad, momentos en que el imputado encontrándose en aparente estado de ebriedad y portando un arma de fuego calibre 9 mm, conteniendo cartuchos a bala en su interior, comenzó a increpar a su pareja con quien tiene dos hijos menores, insultándola y apuntándole a la cabeza mientras ella tenía en brazos a la beba y el nene se encontraba jugando afuera.
Ella le pedía que se calme y comenzó a juntar sus cosas para retirarse de la casa con sus niños, por lo que el agresor la hostigaba cuestionando a la mujer y le apuntó en la nuca nuevamente con el arma, para negarle la posibilidad de salir de la casa. Fue en esas circunstancias que le efectuó un disparo que afortunadamente no impactó en su cuerpo, lo que fue oído por el niño que intentó ingresar a la vivienda, aprovechando la víctima para huir con sus pequeños, pero es perseguida por el hombre que seguía apuntando. Fueron los vecinos quienes dieron aviso al comando radioeléctrico, haciéndose presente personal policial de la comisaría tercera.
Al llegar pudieron observar que el imputado se encontraba acompañado por otro sujeto, y al verlos arrojó el arma intentando huir, pero resultó aprehendido en esas circunstancias, a pesar que otra persona arremetió contra los efectivos tratando de entorpecer el procedimiento que se llevaba adelante, pero fue reducido y también aprehendido.
Indicó el funcionario de fiscalía que las conductas del imputado se encuadran en amenazas coactivas en concurso real con abuso de arma mediando violencia de género en concurso real con portación de arma de guerra sin la debida autorización legal, artículos 149 bis, 1er párrafo y 149 tercer inciso 1, 104 y 180 bis, 45 y 55 del código penal y ley provincial XV nro. 26 y ley nacional 26485. Atento a los fundamentos expresados, la fiscalía estimó que al momento de pedir pena la misma será de ocho años de prisión de efectivo cumplimiento, mas las costas del proceso.
Reiteró conceptos relacionados con la subsistencia de los peligros procesales que se reafirman con la presentación de la acusación y las pruebas colectadas durante la investigación, enfatizando sobre la gravedad de todo lo sucedido y poniendo de manifiesto sobre el riesgo que corre la víctima si el imputado es dejado en libertad.

Defensa

La defensora se opuso a lo presentado por el funcionario de fiscalía y cuestionó la pericia realizada sobre el arma utilizada, indicando que la misma habría estado trabada para poder disparar y señalando que utilizará consultor técnico sobre este tema. Habló sobre la voluntad de la víctima para que su defendido sea puesto en libertad o en arresto domiciliario, situación que solicitó específicamente. Justamente la mujer, presente en la audiencia, expresó que no se oponía a la prisión domiciliaria, justificando su voluntad en la necesidad de que los hijos pudieran verlo.

Riesgos

De todas maneras, el doctor Kholer reafirmó los riesgos que surgen en caso de procederse a la libertad del imputado, y recordó la vigencia de normas fijadas en acuerdos internacionales para con casos enmarcados en violencia de género. Remarcó la situación de gravedad vivida por la víctima y sus hijos, y sostuvo que si el encartado padeciera alguna afección gastrointestinal, de acuerdo a lo que se expresó en la audiencia, no hubiera actuado ingiriendo alcohol de la manera que lo hizo.

Prisión hasta preliminar

Finalmente, la Jueza María Tolomei coincidió con el Ministerio Público Fiscal en cuanto a la vigencia de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento, además de sostenerse la probabilidad de autoría, a partir de los elementos colectados durante la investigación, además de la pretensión punitiva para un delito que tiene un mínimo de tres años y ocho meses y un máximo de 18 años por lo que resolvió imponiendo la prisión preventiva hasta el momento de la audiencia preliminar, previa a la posible elevación a juicio oral de la causa.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS