A NIVEL NACIONAL AFECTA A CASI 19 MILLONES DE ARGENTINOS

En Rawson-Trelew hay 52 mil personas bajo la línea de pobreza y 57 mil en Comodoro-Rada Tilly


El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) publicó este jueves el informe sobre la incidencia de la pobreza en todo el país en el primer semestre de 2021.
Revelaron que en el conglomerado de Rawson-Trelew hay 52.067 personas bajo la línea de pobreza, lo que significa el 35,3 por ciento de la población. El porcentaje bajó 4,4 puntos respecto al primer semestre del año pasado.
Durante los primeros seis meses de 2020 el porcentaje de personas pobres era del 39,7 por ciento, mientras que en el segundo semestre de ese mismo año fue del 32 por ciento.
En tanto, el INDEC informó que el conglomerado de Comodoro Rivadavia – Rada Tilly tiene 57.397 personas pobres, es decir el 23,9 por ciento de la población. El porcentaje tuvo un descenso de 11 puntos respecto al mismo semestre del 2020.
Ese porcentaje durante los primeros seis meses del 2020 era del 34,9 por ciento y en el segundo semestre había bajado al 31,7 por ciento.

Datos que abruman

La pobreza fue del 40,6% en el primer semestre del año, mientras que la indigencia alcanzó al 10,7% de la población, según publicó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). De esta manera, casi 19 millones de personas son considerados pobres por no poder cubrir el costo de la canasta básica total.
La pobreza abarcó a 18,8 millones de habitantes y la indigencia a casi 5 millones, según la proyección al total país de 46,4 millones de personas de la Encuesta Permanente de Hogares en 31 aglomerados urbanos con una población de 28,9 millones de personas.
Un año antes, en el primer semestre del 2020, la pobreza había sido del 40,9% en el primer semestre del año, lo que implicó que unos 18,5 millones de personas en todo el país no lograran cumplir con sus necesidades básicas; a su vez, la indigencia trepó entonces al 10,5%, equivalente a 4,8 millones de personas.

Desplome del poder de compra de los salarios

Una de las razones que explica la persistencia de la pobreza es que la carrera entre los salarios y los precios fue, en la primera mitad del año -hasta donde tiene alcance el relevamiento del Indec- por algunos puntos porcentuales favorable al IPC (o desfavorable a los ingresos de los hogares), aunque al observar la composición del mercado laboral se ve una enorme disparidad entre sectores, y entre los registrados y los no registrados.
En ese sentido, los más vulnerables fueron los empleados informales. Según los últimos datos oficiales, este segmento de mercado laboral es, por lejos, el más perjudicado. Hacia junio acumulaba casi 12 puntos porcentuales de desventaja contra el ritmo de suba de precios, mientras los ingresos habían aumentado en promedio 13,8%, la inflación acumulada hasta ese momento había sido de 25,3 por ciento.
En ese sentido, el Indec marcó en el informe de este jueves que la brecha de pobreza, es decir la distancia monetaria que hay entre los ingresos promedio de un hogar pobre (37.803 pesos) es un 40% inferior al dinero que necesitaría para cubrir el costo de la canasta básica, de $62.989. Para el caso de la indigencia, esa brecha es levemente menor (37,7%) ya que una familia indigente tiene en promedio un haber de $16.741 mientras requirió $26.875 para acceder a la canasta alimentaria.
Los informes locales sobre la evolución de la pobreza que realiza el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires había referido a que la pobreza pasó en los últimos meses a estar más explicado por el desplome del poder de compra de los salarios de algunos sectores del mercado laboral antes que por la falta de empleo, que fue más característico de los primeros meses de la pandemia.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS