El plan de campaña


Medidas económicas y algunas estrategias extra son las que ha implementado el Gobierno para lograr revertir el resultado electoral del 12 de septiembre. El resultado es otro asunto. Tras la exposición de la colación del Frente de Todos, en la que el Presidente se vio en la necesidad de hacer un viraje de timón, todo indica que el objetivo es lograr resultados en las urnas. La pregunta es cuanto comparará el electorado de esa estrategia. Anuncios económicos que pretenden impactar en el bolsillo de los más vulnerables y medidas de impacto social como la flexibilización de medidas sanitarias, en las que no pudo faltar el fútbol, ese extraño elixir que mueve a las masas y podría permitir lograr el objetivo. Así las cosas, llegaron a las PASO con un plan que exhibió el descontento popular, serán las medidas populistas las que le permitan el oficialismo ganar casilleros. Pues el termómetro de las urnas fue contundente, ahora resta esperar si un poco de dinero en los bolsillos y la promesa de que eso puede prosperar hará mella en el votante. Es solo cuestión de tiempo, y una estrategia de la oposición que por el momento se desconoce.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS