PESE A LA ALTA TASA DE VACUNACIÓN TIENEN SUS HOSPITALES AL LÍMITE

Chile extendió 15 días más el cierre de sus fronteras


Este lunes 7, Chile anunció que extenderá por dos semanas más el cierre de sus fronteras que estaba agendado hasta el 15 de junio y ahora se prolongará al 30 de junio. El mismo rige desde abril para tratar de contener la pandemia, que mantiene los hospitales al límite y a buena parte de la población en cuarentena, pese a la alta tasa de vacunación.
El cierre de fronteras, vigente desde el 1 de abril, afecta a los turistas que ingresen al país, pero también a los nacionales y extranjeros residentes, que solo pueden viajar en casos excepcionales, como urgencias médicas o razones humanitarias.

Toque de queda

La medida se dictó cuando la segunda ola empezó a desbocarse tras las vacaciones de verano, y solo puede decretarse si hay Estado de Excepción Constitucional, estado que al parecer se renovaría por tres meses más, el cual permite también establecer cuarentenas y el toque de queda, que ahora mismo rige de 22 a las 5 horas.
El ministro chileno de Salud, Enrique Paris, reconoció su preocupación por la diseminación mundial de la variante detectada en la India, denominada Delta, y que es hasta un 50% más transmisible que la Alfa hallada por primera vez en Reino Unido, según un estudio del Gobierno indio publicado este lunes.
“En los últimos días hemos observado un gran aumento de fallecidos (en el mundo) y no vamos a negarlo, esto también ha ocurrido en Chile (…) Es un fenómeno mundial y afecta profundamente a América Latina”, indicó Paris.
Chile superó este lunes la barrera de los 30.000 muertos (30.058) al registrar 121 decesos en las últimas 24 horas y 6.958 casos, lo que deja el balance total desde marzo del año pasado en 1,43 millones de infectados.
“Hemos hecho todo lo humanamente posible por controlar la pandemia”, afirmó el funcionario, quien volvió a pedir a la población que acuda a vacunarse, pues el 75% de los casos confirmados no habían terminado su esquema de inoculación.
“Tenemos 900.000 personas rezagadas, que debían vacunarse y no lo hicieron. La mayoría de las personas en UCI y que están muriendo no están vacunadas”, agregó.
Actualmente, hay además 48.596 casos activos o personas que pueden contagiar -una de las cifras más altas de la pandemia- y una ocupación hospitalaria nacional por encima del 95 %, con 166 camas críticas a nivel nacional.
El anhelado retorno a la normalidad, por tanto, sigue lejos pese a que Chile ha vacunado con dos dosis a más del 55,4% de la población objetivo y con una inyección al 73,5%, lo que equivale a casi 11 de los 19 millones de habitantes.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS