Presencialidad vs. Virtualidad


El debate sobre la presencialidad y la virtualidad, supera el ámbito educativo. Mientras Fernández y Larreta dirimen diferencias en la Justicia. En Chubut, también son tema de análisis, pero en este caso no se trata de la Educación, ya que aquí la presencialidad está supeditada a factores que exceden lo sanitario, como el reclamo salarial y el estado en que se encuentran varios edificios escolares. Aquí supone debate partidario. Mientras los radicales rechazan la idea de reunir a la Convención de la UCR de manera virtual, arriesgando que algún convencional no pueda participar por falta de conectividad; en las filas del justicialismo están dispuestos a correr el riesgo y reunirán al Congreso del PJ a través de una plataforma virtual. El asunto parece menor, pero en realidad no lo es, ya que presencialidad y virtualidad, representarían un debate ideológico. Bueno, quizá no tanto, después de todo en la Legislatura de Chubut están todos muy cómodos sesionando de manera virtual, sin distinción partidaria. Pero profundizando el análisis sobre lo que supone para los partidos políticos, se trata de asegurar la participación de quienes tienen voz y voto -en una provincia con escasa conectividad-, es decir que se trata de brindar garantías de democracia partidaria. Quizá deberíamos acuñar esta frase como emblema de pandemia, “sin conectividad, no hay democracia”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS