EL 17 DE MAYO DE 2016 FUE ASESINADA LA JOVEN ESTUDIANTE DIANA ROJAS

A cinco años del primer caso juzgado como femicidio en Puerto Madryn


El 17 de mayo de 2016 fue asesinada Diana Rojas, una joven estudiante de Derecho cuyo cuerpo fue encontrado por un ciclista en las afueras de Puerto Madryn. El caso fue el primero en juzgarse bajo la figura de femicidio y por el hecho el taxista Dante Donnini fue condenado a la pena de prisión perpetua. «La figura de femicidio fue aceitándose a medida que fueron transcurriendo los tiempos. Esto no fue solo tarea de la querella, la Fiscalía trabajó muy bien e hizo que podamos transitar el sendero del femicidio, porque el femicidio no es solamente cuando un hombre mata a una mujer, sino que tiene que estar contextualizado en la cuestión de género», explicó el abogado Carlos Villada, quien fue querellante en la causa a través de un programa que llevaba adelante el Gobierno Provincial.

Indicios y detención

La investigación apuntó hacia un taxista. En base a la lista de llamadas del teléfono celular de la joven, se supo que a las 10.30 horas llamó a una parada de taxis y un móvil la fue a buscar a su domicilio en calle Libertad al 300, según consta en las planillas. El taxista fue entrevistado y luego revisado por el médico forense, ya que presentaba lesiones de presuntos rasguños en la cara y brazo, que podrían llegar a ser compatibles con heridas defensivas que habría realizado la víctima. Con los elementos de prueba indiciarios se realizó un allanamiento y detención, autorizados por el juez Marcelo Orlando. El procedimiento se efectuó en un departamento del Barrio Roca, donde vivía Donnini. «A la audiencia de control de detención fui como público y a día siguiente me fui al lugar del hecho para poder entender más o menos cómo había sido la cuestión, para monitorear si andaban los celulares y a partir de ahí hicimos un montón de búsquedas», recuerda el abogado querellante.

Llegar sin dudas

Finalmente, em marzo de 2018, Dante Donnnini fue condenado a prisión perpetua en un proceso largo y, en algunos casos, cuestionado. Al respecto, Carlos Villada explicó que «cuando trabajás en esto tenés a la mitad que te va a querer y a la otra mitad que te van a decir ´pero cómo, si lo conozco de toda la vida y el tipo nunca mató a una mosca´. Uno tiene sus dudas y por eso, en la investigación hay que evacuar todo porque, si llegamos con dudas al momento de la sentencia, la duda va a beneficiar al reo porque es constitucionalmente así».
El femicidio de Diana Rojas tomó una gran relevancia, el caso fue seguido por los medios de comunicación nacionales, algo que, según Villada, «en ese momento no había tantos femicidios tratados como tales a nivel nacional como, lamentablemente, ocurre ahora».

El primero

El hecho de haber sido el primer caso con condena por femicidio marcó un antes y un después en la justicia madrynense. De todas maneras, el abogado querellante aclaró que «en el Derecho Penal no existe analogía, porque cambian las circunstancias y las personas. A lo mejor lo podemos poner como un inicio, pero creo que se dieron las circunstancias porque la Fiscalía desde un primer momento ya lo había calificado como femicidio». Finalmente, en cuanto a la condena, el doctor Villada opinó: «Esto fue refrendado por las tres instancias provinciales. Coincidieron la Fiscalía y la querella, los tres jueces del juicio, los tres jueces de la Cámara y los tres jueces del Superior Tribunal. Es evidente que no estábamos tan equivocados, que había una absoluta certeza de que Donnini había sido el autor material del femicidio de Diana Rojas».


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS