LOS FISCALES PIDIERON UNA PENA DE 25 AÑOS DE PRISIÓN EFECTIVA

Condenaron a abuelo de 79 años por violar a sus tres nietas menores de edad


Tras un juicio oral desarrollado en la sala de audiencias de la cámara penal ubicada en el sexto piso de tribunales de Trelew, un hombre de 79 años fue hallado culpable por diversos hechos de abuso sexual en perjuicio de sus tres nietas menores de edad, según lo determinado por el tribunal de enjuiciamiento integrado por los Jueces Gustavo Castro, Mirta Moreno y Daniel Camilo Pérez, este último participando del evento a través de videoconferencia.
Para los magistrados, el Ministerio Público Fiscal representado por la fiscal general jefa Silvia Pereira pudo acreditar durante el debate todo lo ocurrido durante un amplio lapso de tiempo valorándose los elementos presentados, como así también la deposición efectuada por las víctimas en diversas oportunidades del proceso, reafirmando los hechos que habían dado a conocer a su grupo familiar en la cámara gessel efectuada en 2019. De esta manera, se demostró la materialidad y la autoría del imputado con acciones desarrolladas durante más de siete años, causando severos daños en las afectadas.
Los Jueces ratificaron la calificación fiscal y resolvieron la responsabilidad penal que le cabe al acusado por abuso sexual simple agravado por el vínculo, cuatro hechos en concurso real en perjuicio de D.E., abuso sexual gravemente ultrajante agravado en modalidad de delito continuado en perjuicio de M.E. y abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo en modalidad de delito continuado en perjuicio de L.E.
Asimismo, y efectuado el debate de pena, la doctora Pereira consideró los múltiples agravantes que alcanzan la conducta desarrollada por el ahora culpable, para solicitar una pena de 25 años de prisión efectiva, solicitando además la mutación del arresto domiciliario que llevaba adelante por la prisión preventiva, al sostenerse la culpabilidad y existiendo el peligro de fuga.
Por su parte, el defensor Lisandro Benítez esgrimió argumentos que justificaban la prisión domiciliaria a partir de diversas afecciones que padece su cliente, al entender que no están dadas las condiciones para mantenerse en un centro carcelario, y pidió la pena de ocho años de prisión.
El cuerpo colegiado por unanimidad decidió imponer la prisión preventiva en un establecimiento carcelario, teniendo en cuenta la gravedad de los hechos y asumiendo que el hombre puede ser atendido por personal médico del lugar donde se lo traslade, y resolvió dar a conocer la sentencia con la pena correspondiente el próximo viernes 23 del corriente mes, cuando notificarán a las partes aproximadamente a las 12.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS