TANTO TERRESTRES COMO AÉREAS

Chile extenderá hasta mayo el cierre de todas sus fronteras


El Ministerio de Salud Pública de Chile anunció que mantendrán el cierre de sus fronteras, tanto para chilenos como para extranjeros, durante todo el mes de mayo, que aplica a los pasos de frontera terrestres y a los vuelos internacionales en el aeropuerto Nuevo Pudahuel de Santiago de Chile.
De esta forma, y al igual que en abril, los vuelos internacionales estarán cancelados, mientras que el ingreso de extranjeros estará prohibido y solo se permitirá en casos de extrema emergencia con la autorización de un Consulado de Chile en el exterior y bajo estrictas medidas, que incluyen cuarentena en hotel sanitario a costo del pasajero.
En tanto, los chilenos y residentes extranjeros no podrán salir del país salvo en situaciones
Las fronteras terrestres estarán abiertas para el paso de camiones con carga de bienes esenciales. Para ello, los conductores deberán presentar un PCR negativo desde al menos tres días antes de entrar al país.

Segundo mes de cierre

A fines de marzo el ministro de Salud, Enrique Paris, anunció el cierre de frontera para así evitar la propagación de nuevas cepas del COVID-19 en Chile.
En aquella oportunidad el titular de Salud subrayó que el cierre se daba para «disminuir el promedio de ingresos de extranjeros a Chile a lo mínimo y permitir solamente el regreso de compatriotas».
Esa decisión se renovó este lunes por 30 días más, según indicaron desde la cartera de Salud en medio del balance diario sobre las cifras de la pandemia en el país.
Las restricciones para ingresar a Chile afectan principalmente a los extranjeros, quienes serán sometidos a exámenes de PCR y aislamiento obligatorio en hoteles sanitarios
«Abril ha sido uno de los meses más complejos en términos de la pandemia, por eso ahora es fundamental que todos cooperemos para seguir avanzando», afirmó en rueda de prensa la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.
En total, 16 municipios de varias regiones del país abandonarán este jueves el confinamiento, un anuncio muy esperado después de un mes de recrudecimiento de restricciones por una fuerte segunda ola que se agravó en marzo tras las vacaciones de verano y que llevó a las autoridades a confinar al 90% de la población chilena y a cerrar comercios no esenciales.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS