EL JUEZ ADVIRTIÓ ‘DOBLE ESTÁNDAR’ DE LA FISCALÍA Y DIJO QUE NO PROBARON QUE HUBIERA COACCIÓN

Absolvieron a los sindicalistas acusados de amenazar a Meiszner


El juez de garantías Marcelo Nieto Di Biase absolvió a los dirigentes de ATE Edgardo Hompanera y Carlos Morales como coralario final del juicio oral y público tras la denuncia realizada por el ex secretario de trabajo de la provincia Andrés Meiszner por el delito de “coacción agravada en carácter de coautores.
El fallo lo hizo conocer en la mañana de este viernes en la Oficina Judicial de Rawson, ante los dos imputados y los representantes de las partes, Leonardo Cheuquemán y Florencia Gómez del Ministerio Público Fiscal, y Sergio Miranda, defensor de los dirigentes gremiales.
Para el juez los fiscales “siempre partieron de premisas confusas” destacando que “ello ocurrió a lo largo de todo el debate”. “Se intentó probar que fueron a presionar a Meiszner de algo que el funcionario nunca podía modificar. De base fue una premisa falsa por parte de los fiscales”, dijo el juez” para agregar que los fiscales “nunca presentaron otra documentación”.
Agregó que los fiscales intentaron invalidar a los testigos de la defensa porque eran parte interesadas. “La opción que tenían los acusadores era la de contrainterrogarlos en el debate y poner en crisis sus dichos. Y no lo hicieron. Por lo tanto pensar que los testigos de la fiscalía tienen más validez que los de la defensa, es atentar contra la igualdad de armas en el proceso”, concluyó el juez en este aspecto.
Tampoco la fiscalía pudo contrarrestar las filmaciones que aportó la defensa. “El video esté editado y sacaron la parte de las amenazas”, dijo el juez sobre el argumento de la Fiscalía. “Pero eso no fue acreditado con el trabajo por ejemplo de un técnico. Por lo tanto fue solo una interpretación de la fiscalía. Además hay un doble estándar porque la fiscalía utiliza una parte de la grabación que le sirve y a la otra parte la desvirtúa”, expresó Nieto Di Biase en otra parte de su argumentación.
Asimismo dijo que el testimonio de Sergio De Sicco “perdió coherencia externa” al no ser compatible con otras pruebas aportadas. “La Fiscalía dijo que se había roto la mesa a patadas y una mesa oval, pero no hubo ningún testigo que pudiera acreditar esto”, indicó el magistrado.
Respecto de la policía si podía o no ingresar el juez dijo que “las imágenes hablan por sí solas y si la policía no ingresó, fue porque no consideró que hubiese existido violencia”.
“No comparto la forma del reclamo, los insultos proferidos y que no se siguieron los argumentos administrativos. No lo comparto socialmente, pero no es reprochable penalmente. Por lo tanto mi resolución es la de absolver a los imputados Edgardo Hompanera y Carlos Morales”, concluyó el magistrado a manera de resumen argumental de su resolución.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS