LAS CHOCOLATERÍAS ARTESANALES OFRECEN LAS OPCIONES MÁS ECONÓMICAS Y DE MUY BUENA CALIDAD

Los huevos de pascua, un verdadero desafío para el bolsillo



A pocas horas de las Pascuas, los precios de los huevos de chocolate son tan amplios como la oferta existente hacia los vecinos y vecinas de la ciudad. Industriales, artesanales, blancos, negros, amargos, conejos, rellenos, con confites o bombones, son algunas de las opciones que se pueden encontrar en comercios, supermercados, chocolaterías y panaderías de la ciudad.
A partir de una recorrida que realizó El Diario por diversos comercios de la ciudad, sin dudas la opción más cara se encuentra en los supermercados. Allí, los huevos de chocolate industriales, de marcas reconocidas, promedia unos 4500 pesos el kilo, pero, en algunas marcas en particular, puede llegar a los 8000 pesos el kilo. En estos puntos de venta, las cadenas de supermercados apuestan a diversas promociones como un descuento en la segunda unidad o un 2×1 en ciertos productos para atraer a la clientela.
Una opción económica y solidaria se puede encontrar en el Almacén Patagónico de la Mutual Solidaria Puerto Madryn. Allí se pueden adquirir los huevos Arrufat, una fábrica de la ciudad de Buenos Aires que fue recuperada por sus trabajadores y a un precio un poco más accesible, ya que el kilo ronda los 4500 pesos. Además, desde La Mutual se ofrecen combos que combinan diversos tamaños a precios más convenientes.

Pero la forma más económica de comprar un huevo de pascua es en alguna de las chocolaterías artesanales de la ciudad. Por ejemplo, en la chocolatería Tepuel el valor del kilo de chocolate es de 3000 pesos, un 50 por ciento más bajo que el huevo industrial más barato. En el local ubicado en Lugones 45, hay a la venta diversas presentaciones que van desde los 100 gramos hasta los dos kilos y medio.
Finalmente, otra opción económica y que en los últimos años viene en crecimiento, son los vecinos y vecinas que fabrican huevos de chocolate en sus casas y los venden a través de las redes sociales. Allí, los precios varían tanto como la calidad de los mismos, ya que los hay muy ricos pero también están los de muy baja calidad.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS