HANDBALL EN EL PREOLÍMPICO

“La Garra” cayó y se quedó sin JJOO


Este fin de semana, la Selección Argentina de Handball Femenina, disputó en España, el Torneo Preolímpico, clasificatorio a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.
Fue derrota el sábado frente a Suecia y este domingo cedió ante las anfitrionas, para de esa manera, ver trunco el sueño de estar nuevamente en la cita del olimpismo.

Argentina, fuera del sueño olímpico

Argentina dejó pasar su última chance de llegar a los Juegos Olímpicos tras caer con la Selección local 16:31 en la última fecha del Preolímpico de Llíria, en Valencia, España.
El equipo dirigido por Eduardo Gallardo mostró buenos momentos de juego en el inicio del partido, pero pagó caro un mal cierre del primer tiempo que no pudo revertir en el complemento.
La Selección Femenina perdió con España por la 3° fecha del Preolímpico y se despidió así de su sueño de llegar por segunda vez en su historia a un Juego Olímpico. Argentina, que el sábado había caído en su presentación ante Suecia 21:34, tampoco tuvo demasiadas oportunidades ante el vigente subcampeón del mundo que en el Pla d’larc de Llíria se hizo fuerte y fue contundente.
De esta forma, España y Suecia, que habían empatado en 28 en la jornada inaugural del viernes, se quedaron con los dos pasajes en juego para Tokio 2020.
Un parcial 3:0 para España en el comienzo del partido encendió las alarmas nacionales e hizo pensar en un arranque parecido al encuentro ante Suecia, en el cual Argentina no pudo hacer pie y quedó lejos de su rival rápidamente. Sin embargo, la Selección mostró su mejor versión en el partido para igualar las acciones y mantener todo tipo de expectativa.
En ese primer pasaje positivo, las atajadas de Marisol Carratú y las individualidades de Luciana Mendoza y Elke Karsten fueron importantes para el 5 iguales en 10 minutos. Como ante las suecas, el ingreso de Malena Cavo a la primera línea también fue determinante para que Argentina, pese a sumar algunas pérdidas, se mantenga en partido hasta el minuto 20 con España arriba 10:9.
Posteriormente, diez minutos fatídicos para las de Eduardo Gallardo que vio como por un lado sus conducidas elevaron considerablemente las pérdidas y por otro lado agrandaron la figura de Silvia Navarro, la arquera española que cerró el primer tiempo con 7 atajadas. Del otro lado del campo de juego, 100% de efectividad para Marta López Herrero desde el extremo derecho (7 goles y una constante durante esos primeros treinta minutos) que con varios tantos consecutivos puso cifras definitivas a ese primer tiempo, 19:10 para las europeas.
Como ante Suecia, la Selección Femenina buscó revertir esa imagen final de primer tiempo y vender cara la derrota. Objetivo que en los minutos iniciales de la mano de Macarena Sans en el centro del ataque y Marisol Carratú en el arco (cerró en un 31% de efectividad) pudo conseguir manteniéndose gol a gol, pero que no pudo sostener con el correr de los minutos.
Los -9 con que se llegó al entretiempo se sostuvieron hasta los 15 minutos del complemento, con goles de Karsten, goleadora nacional con 4, y Cavo, que la siguió con 3. Luego aparecería la figura de Darly Zoqbi en el arco, continuando y mejorando aún más lo de Navarro en el primer tiempo con un impactante 67% de atajadas (12 de 18).
Números que se tradujeron en 1 solo gol de Argentina en los 15 minutos finales, uno de Bolling (de buen partido y la otra de las goleadoras nacional con 3), que terminaron de sentenciar el partido a favor de España.

Palabra del DT «Dady» Gallardo

“Siempre hay cosas positivas para sacar y construir. Llegamos al torneo con las chicas que estaban en Argentina paradas o solamente jugando entrenamientos, en Europa tampoco estuvieron muy activas y sufrieron por el Covid. Es muy difícil jugar así contra un top 10. Teníamos muchas ilusiones de poder jugar de otra forma y eso provoca cierto malestar”, analizó el entrenador de la Selección Argentina Femenina de Handball, Eduardo Gallardo.
Por último, ´Dady´ Gallardo aseguró que “estamos en un escalón bastante más abajo y hay un crecimiento que tiene que ser paulatino. En el Mundial lo hicimos muy bien ante equipos fuertes como Hungría o Suecia. Este parate mató mucho nuestra intensidad; no es excusa pero probablemente hubiesen sido otros los partidos”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS