A MENOS DE UN MES DEL VENCIMIENTO

Ganaderos patagónicos piden prorrogar la Ley Ovina


La inquietud del sector ganadero de la Patagonia expresada en reuniones y exposiciones rurales respecto al inminente vencimiento de la Ley Ovina fue recogida por el diputado nacional de Chubut Gustavo Menna (UCR-Juntos por el Cambio) manifestó su preocupación por el hecho de que aún no se prorrogó la norma, a menos de un mes de su vencimiento, que opera el 5 de abril.
Menna recordó que en julio de 2020 presentó un proyecto de ley para prorrogar por 10 años al Régimen para el Recupero de la Actividad Ovina, el nombre oficial de la llamada Ley Ovina. En el mismo proyecto Menna pidió incrementar en 1.600 millones de pesos el Fondo para la Recuperación de la Actividad Ovina (FRAO) que se distribuye todos los años entre las provincias.
“Me preocupa que en menos de un mes se vence la Ley Ovina y, pese a eso, no se activa el tratamiento de la prórroga”, dijo Menna.
“Es un reclamo que se ha expuesto constantemente en todas las muestras rurales a las que hemos asistido”, indicó.
Argumentó el legislador que la ley “es clave para apoyar a los productores ganaderos de todo el país, pero en especial de la Patagonia y particularmente de Chubut, que es la provincia con mayor cantidad de cabezas de ganado ovino, en su mayoría minifundistas que necesitan los fondos que distribuye la ley para sostener su producción”.
Explicó que el Régimen para el Recupero de la Actividad Ovina se creó hace 20 años por ley 25.422 y en 2011 fue prorrogado por otros 10 años mediante la ley 26.680. “Apunta a recuperar el stock ganadero, en una actividad que es clave para la ocupación territorial, el sostenimiento de la ruralidad y el arraigo de la población”, enumeró.
“Por eso en julio del año pasado presenté un proyecto de ley para prorrogar la ley por 10 años desde su vencimiento, que ocurrirá el próximo 5 de abril”, recordó. “Además propuse incrementar a $ 1.600 millones el Fondo para la Recuperación de la Actividad Ovina que se distribuye anualmente entre las provincias ya que por la inflación el fondo vigente quedó desactualizado”, añadió.
Agregó que en el proyecto de ley presentado en julio del año pasado propuso “que la distribución entre las provincias se haga tomando en consideración las cabezas de ganado ovino de cada una, y no del número de establecimientos. Es la pauta más equitativa y apunta a fortalecer el rol de la actividad en la Patagonia”.
Repasó el legislador que “en el poblamiento de la Patagonia la cría de ovejas tuvo históricamente un papel central, a partir del cual se fueron perfilando pequeñas poblaciones, actividad comercial, infraestructura estatal, vías de comunicación y todo lo que tiene que ver con llegar con los servicios públicos asociados a todo asentamiento humano”.
Menna sumó a sus argumentos diversas causas que provocaron la caída del stock ganadero. Entre ellas mencionó condiciones macroeconómicas, caída del precio de la lana y de la carne, cambios en las tendencias globales de consumo, factores climáticos e incluso eventos como la erupción de los volcanes Hudson y Puyehue.
Estos factores “provocaron una pérdida gradual del stock ganadero ovino de nuestro país, como así también el despoblamiento rural”.
En este marco dijo que “con el FRAO y la acción concertada con los Estados provinciales adherentes a la norma pudo gestarse un proceso de recuperación parcial de esta economía regional”.
Sin embargo, concluyó, “a pocos días de que venza la Ley Ovina, la Comisión de Agricultura y Ganadería no ha sido convocada para darle tratamiento a la prórroga y tampoco el Ministerio de Agricultura de la Nación ha promovido un proyecto propio ni instado el tratamiento del de mi autoría”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS