A PESAR DE HABER SIDO SANCIONADA UNA LEY NACIONAL, TODAVÍA NO SE HABILITÓ UN REGISTRO

Cultivadores de cannabis medicinal advierten que continúan en la ilegalidad



A mediados de noviembre del año pasado, el Gobierno Nacional despenalizó el autocultivo de cannabis con fines medicinales, como así también el expendio en farmacias de aceites y cremas de la misma planta. Esta ley incluye la autorización del cultivo personal y en red para los usuarios, investigadores y pacientes que se registren el Programa Nacional de Cannabis (Reprocann), del Ministerio de Salud, pero al día de hoy ese registro aún no existe y los cultivadores continúan desprotegidos y plausibles de sufrir algún tipo de medida judicial como, por ejemplo, un allanamiento y el secuestro de las plantas. Berta Thachek, integrante de «Mamá Cultiva» y presidenta de la Asociación Cannabis Medicinal Puerto Madryn se mostró preocupada por esta situación que se vive a nivel nacional explicó que «nosotros, sin el registro, seguimos en la ilegalidad». Berta es la mamá de Salomé, una adolescente que utiliza el aceite de cannabis para tratar su encefalopatía crónica de origen no evolutivo.

A la deriva

Actualmente, en Madryn hay cerca de 40 mamás que cultivan, junto a otros 25 cannabicultores y el registro tiene como fin que, quienes practiquen el autocultivo, puedan hacerlo libremente sin más preocupaciones del cuidado de la planta. Sin embargo, el registro no aparece y los problemas continúan: «Están todos presos por tres o cuatro plantas. Por ahora lo único que tenemos es que los médicos están trabajando con el cananbis en Puerto Madryn y los certificados que nos dan nos ayudan en parte a justificar el cultivo, pero deberíamos estar inscriptos porque la ley salió el año pasado».
En las últimas semanas, en Puerto Madryn se realizaron varios allanamientos en los que se secuestraron plantas de marihuana, tema que preocupa a Berta Thachek: «No se especifica demasiado qué es lo que pasa, es algo muy violento y estamos todas preocupadas, porque somos un montón de mamás que estamos solas con nuestros hijos y si nos llega a caer un allanamiento tan violento en el que te sacan las plantas, puede ser terrible».


Industrialización

Por otra parte, el anuncio del presidente Alberto Fernández en la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación acerca de una industrialización del cultivo de cannabis, no cayó nada bien para quienes promueven el autocultivo: «Las declaraciones del presidente no fueron buenas noticias para nosotros, nos llamó la atención que no se hablara del autocultivo ni de la salud, sino que se hablara de algo que es plenamente comercial, solamente dinero y nosotros no entramos ahí», remarcó la presidenta de la Asociación Cannabis Medicinal Puerto Madryn.

Solución local

A nivel local se encuentra funcionando el Consejo Consultivo de Cannabis y quizás sea por ahí donde pueda encontrarse la protección para estas familias que cultivan, ya que el Concejo Deliberante aprobó el año pasado la ordenanza «Salomé», que establece un marco regulatorio para la investigación y el uso científico y medicinal del cannabis: «Vamos a ver si podemos tener un registro propio para estar todos cubiertos y salir de la ilegalidad», expresó Thachek, quien también puso el foco en los cultivadores solidarios, que son aquéllas personas que producen el cannabis para las familias que lo necesitan: «Cuesta mucho hacer el seguimiento de las plantas, entonces los cannabicultores nos ayudan con flores y con plantas. Me preocupa mucho porque es gente que se está exponiendo un montón y no quiero que les pase nada porque no pueden justificar que tienen plantas pero están dentro de nuestra red».


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS