HAY RETENCIÓN DE SERVICIOS EN "EL 22" DE TRELEW DESDE EL DÍA JUEVES

La UTA confirmó que no se llamó a un paro, pero reconoció la difícil situación salarial de los choferes


El secretario adjunto de la Unión de Tranviarios Automotor en Trelew, Samuel Alarcón, se refirió a la situación salarial de los choferes del transporte urbano y micros de media y larga distancia y confirmó, en diálogo con AzM Radio, que «hasta el momento no hay decretado ningún paro, retención (de servicios) o plan de lucha, y en la jornada del jueves la provincia garantizó que durante el curso del viernes las empresas iban a tener disponibles los recursos para poder hacer frente al 50% del salario que se está adeudando a los trabajadores de toda la actividad de transporte de Chubut».

Sin paro

Consultado sobre los fondos en cuestión y si el Gobierno Provincial efectivamente los transfirió a las empresas, Alarcón remarcó: «Entiendo que sí. Estarían cancelando el 50% adeudado del mes de enero».
«Hasta el momento», continuó, «no se decretó ningún paro», aunque reconoció que «es obvio que, si bien no se está trabajando en un cien por cien, las empresas dependen pura y exclusivamente del subsidio para hacer frente a las cuestiones salariales».

Paro de «El 22» en Trelew

Por otra parte, el referente de UTA en el Valle expuso que en Trelew los choferes de «El 22» realizaron una retención de servicios el jueves por la mañana y detalló que «el transporte urbano de El 22 en Trelew está hoy por hoy sin funcionar».
No obstante, dicha medida no fue convocada por el gremio: «Si tuviéramos que llamar a un plan de lucha tendríamos que hacerlo en toda la provincia ya que todos estan en la misma situación, la cual se está resolviendo en la jornada de este viernes por la mañana».

Empleados y empresas

«Es una decisión pura y exclusivamente empresarial», sostuvo Alarcón en relación al paro de choferes de «El 22», aclarando que «nosotros nos abocamos a hacer los reclamos correspondientes y nos manejamos viendo la realidad de todo lo que está pasando en el entorno; se trata de una cuestión que tiene que resolver exclusivamente el empresario con los trabajadores, no podemos confrontar ni obligar al empleado a subirse al colectivo cuando sabemos que su salario está atrasado; pero también nos tenemos que parar en la realidad de lo que está sucediendo actualmente: todo el transporte está complicado y tampoco está funcionando al 100%, sino casi al 50%, no hay una actividad en todo su esplendor y en función de ello nosotros nos manejamos agotando todos los recursos previos antes de tomar una medida de acción directa».


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS