DESDE CELULARES ROBADOS, A TELEVISORES LED, CAMARÁS DE FOTOS Y ROPA

La Justicia entregó elementos decomisados a instituciones


Luego de finalizarse las causas judiciales de robos y encubrimientos, muchas veces la Justicia dispone de varios elementos que fueron decomisados en las mismas, los que pueden ser puede de gran provecho para diversas actividades estatales que tienen por objeto la prosecución de fines de utilidad pública.
Por este motivo, y mediante la gestión de la oficina de recuperación de activos junto con la oficina única Trelew del Ministerio Público Fiscal, se dispuso la entrega de bienes decomisados a diversas instituciones.
En esta oportunidad, resultaron beneficiados los hospitales zonales de Gaiman y Trelew con cuatro teléfonos celulares para ser utilizados en seguimiento de casos de COVID-19; y la Unidad Especial de Criminalística con una cámara fotográfica digital para su utilización en su labor diaria. También se entregó al Departamento de Criminalística y de Informática Forense del equipo técnico multidisciplinario cartuchos a bala, teléfonos celulares y otros elementos informáticos, que sirven para la realización de pericias balísticas e informáticas.
A la Unidad Regional de Trelew se le hizo entrega de un televisor Led para su aplicación en tareas de monitoreo de la sub comisaría del barrio Inta, mientras que al centro de adolescentes mujeres de Trelew se le hizo un aporte de indumentaria, relojes, lentes y camperas con fines de uso por parte de sus residentes.

Devolución a la comunidad

La oficina de referencia fue creada en el ámbito de la Unidad Fiscal Especializada en Delitos contra la administración pública a través de la resolución 53/20 de la procuración general, poniendo énfasis en el recupero de los activos provenientes de la corrupción, sea por decomiso, entrega voluntaria o mediante la aplicación de la legislación sobre extinción de dominio que pueda sancionarse. A cargo de esta oficina se encuentra actualmente la funcionaria de fiscalía María Cristina Rottjer, quien tiene entre sus funciones proponer y desarrollar una política activa orientada a detectar, cautelar, identificar y decomisar bienes y fondos provenientes de los delitos, especialmente aquellos vinculados con la criminalidad compleja y los delitos contra la administración pública.
El decomiso consiste en la privación con carácter definitivo de algún bien relacionado con el delito, sea que haya sido utilizado para su comisión o se trate de las ganancias obtenidas del mismo y, que por decisión de un tribunal u otra autoridad competente, se adjudique al Estado. Se trata de objetos cuyo uso puede ser de gran provecho para diversas actividades estatales que tienen por objeto la prosecución de fines de utilidad pública.
De esta manera, aquellos objetos que fueron empleados para causar daño a la sociedad mediante la comisión de delitos, se transforman en bienes útiles y provechosos siendo empleados a servicios de utilidad, sea en materias vinculadas con la salud pública, la seguridad u otras afines. Así también, se concreta el propósito de utilidad pública, social y reparadora al asignar esos bienes a instituciones beneficiarias por cuanto lleva a la satisfacción de sus demandas de insumos y cobertura de necesidades, facilitando el cumplimiento de sus funciones básicas.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS