DIEZ PAÍSES HAN ACAPARADO EL 75% DE LAS DOSIS

Desde la OMS denunciaron que los países ricos minan la distribución de las vacunas


Tedros Adhanon Gebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud, denunció que los contratos bilaterales de los países ricos con los fabricantes de vacunas del COVID-19 están minando su distribución equitativa en todo el mundo. A su vez, aseguró que incluso aunque logren financiar la iniciativa COVAX, el mecanismo que la OMS ha previsto para esa distribución equitativa, solo podrán llevar las vacunas a los países más pobres si las naciones ricas “cooperan y respetan” los acuerdos.
“Actualmente, algunos países ricos están firmando contratos con los fabricantes de las vacunas que minan los acuerdos que COVAX tiene en vigor y que reducen el número de dosis que COVAX puede comprar”.
Tedros repitió que no es una cuestión de caridad, sino de epidemiología, ya que será imposible terminar con la pandemia si no se vacuna en todo el mundo. Por eso, dijo que a todos los países les interesa que los trabajadores de la salud y otros grupos de riesgo en todo el mundo sean los primeros en recibir la vacuna.
“Para conseguirlo, necesitamos más fondos, que los países compartan dosis inmediatamente y que los fabricantes prioricen los contratos con COVAX. También necesitamos un importante incremento de la producción de vacunas”, subrayó.
Los países del G7 han comprometido 4300 millones de dólares para la iniciativa COVAX y Francia anunció que donará de inmediato un 5% de sus dosis. El doctor Anthony Fauci, consejero del presidente de Estados Unidos, dijo que su país también considera la donación de dosis.

Sólo 10 países tienen el 75%

A su vez, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, dijo que más de 130 países no han recibido una sola dosis de las vacunas COVID-19 y denunció que el 75% de las inmunizaciones aplicadas hasta el momento se ha concentrado en tan sólo diez naciones, todas ellas desarrolladas.
En este momento, la distribución equitativa de las vacunas es la mayor prueba moral que enfrenta la humanidad; sin embargo, la vacunación ha sido tremendamente injusta y desigual, dice el titular de la ONU. “Si se permite que el virus se propague como la pólvora en el Sur global, mutará una y otra vez”, advierte y llama al G20 a formar un grupo de trabajo que elabore un plan mundial de inmunización y movilice su financiamiento.


COMENTARIOS