Castillo: “Se habla con mucha liviandad de los planes y los subsidios”


El secretario de Desarrollo Social y Acción Comunitaria de la Municipalidad de Trelew, Héctor Castillo, se refirió a la actual situación que vive la ciudad en materia de asistencia social y dijo: “Venimos muy golpeados. El año pasado fue durísimo. Eso sumado a cuatro años de macrismo hizo que la situación sea muchas veces desesperante”.
El titular de la cartera social dijo que por suerte Trelew tiene “un comportamiento muy solidario” que ha permitido todo este tiempo contener a los sectores más postergados a través de la ayuda y la promoción social y todos los gestos solidarios que suman mucho.
Castillo también hizo referencia a quienes cuestionan casi de manera sistemática este tipo de asistencia y dijo: “Se habla con mucha liviandad de los planes sociales, las becas y los subsidios. Con subsidios la mayoría de las veces estamos ayudando a pagar medicamentos, alquileres y servicios. Y no hay que olvidarse que todo ese dinero vuelve a la economía local”.
Castillo también mencionó que la actual situación que atraviesan los trelewenses que no perciben en tiempo y forma los salarios de provincia, ha recaído en ayuda social que debe absorber la cartera que él administra: “Hay una lista importante de personas que nos han venido a solicitar subsidios o algún tipo de ayuda para equiparar de alguna manera la falta de salarios que no cobran desde hace meses”.

Mirada social

Castillo destacó la sensibilidad del intendente Maderna a la hora de gestionar los conflictos que agudizó la pandemia. “Maderna tiene una mirada social como muy pocos políticos la tiene en la provincia”, dijo y remarcó que además generarse desde el municipio acciones para sostener la paz social, “Trelew fue uno de los pocos municipios de la provincia que inauguró empresas y generó trabajo genuino a pesar de la pandemia”.
Por último, hizo hincapié en recordar que “detrás de cada plan social hay una persona o una familia que se esfuerza por mejorar y salir adelante. Me parece desacertado el momento y el contexto para hablar despectivamente de quienes reciben una ayuda social. Ninguna situación lo amerita, pero ésta que estamos viviendo muchísimo menos. Hay gente que sufre mucho”.


COMENTARIOS