ARGENTINA INICIA LA VACUNACIÓN CONTRA EL COVID-19

Sastre y Puratich serán los primeros chubutenses en aplicarse la vacuna rusa


Este martes dará inicio la campaña de vacunación contra el Covid-19 en todo el país tras el reparto de 300.000 dosis en todas las provincias. Chubut recibirá 3.000 dosis y llegaron 1.500 en el primer envío. Desde el Ministerio de Salud señalan que se requieren 10.000 vacunas para cubrir a todo el personal sanitario considerado esencial.
El titular de la cartera y el vicegobernador a cargo del Poder Ejecutivo, Ricardo Sastre, recibirán las primeras dosis de la Sputnik-V.
El momento más esperado del año para los argentinos durante este 2020 está a punto de llegar: en las próximas horas inicia el plan de vacunación contra el coronavirus en todo el territorio nacional. Esto tendrá su correlato en las distintas provincias y en Chubut se aplicarán 3.000 dosis de la Sputnik-V, la inyección rusa contra el Covid-19.
Asimismo, durante los últimos días se han levantado sospechas desde diversos sectores al respecto de la efectividad de la vacuna y de los efectos que podría tener la misma. En tanto que para echar por tierra todas estas especulaciones las autoridades del Gobierno Provincial decidieron ser los primeros en vacunarse para dar confianza a la ciudadanía.
El propio ministro de Salud, Fabián Puratich, afirmó que él y el vicegobernador, Ricardo Sastre, recibirán las primeras dosis de la vacuna rusa. Al respecto, el actual titular del Poder Ejecutivo, ante la licencia por vacaciones de Mariano Arcioni, dijo: “Voy a ser el primero en ponérmela como muestra de confianza para todos aquellos ciudadanos que se piensan que no es segura”.
En la noche del lunes arribaron las primeras 1.500 dosis de la Sputnik-V a territorio chubutense, las cuales se aplicarán a personal de Salud en los hospitales de Puerto Madryn, Trelew, Rawson, Comodoro Rivadavia y Esquel. Cabe destacar que la segunda dosis de otras 1.500 inyecciones llegaría el próximo 4 de enero, según el acuerdo alcanzado con el Gobierno Nacional.
Al respecto de la implementación, Puratich remarcó que “los primeros en recibirla serán los profesionales que tienen mayor exposición al virus”, haciendo referencia al personal de áreas de terapia intensiva, laboratorio y guardias.
Además, el ministro de Salud ratificó la seguridad y eficiencia de la Sputnik-V, afirmando que ya se ha logrado comprobar los efectos de la misma y pidió que el mensaje que llegue a la sociedad no sea el de dudas sobre la vacuna rusa, sino el de certezas respecto a su efecto. Asimismo, indicó que esa postura será la que ayude a la comunidad a sobrepasar la pandemia de una mejor forma que la actual.
Si bien Chubut ahora recibirá 3.000 dosis de las 300.000 que llegarán a Argentina, Puratich remarcó que a partir del 15 de enero llegarán cargamentos más importantes, por lo que allí se avanzará con la vacunación para con los demás grupos de riesgo, entre los que se encuentran los adultos mayores de 65 años.

Salud necesita 10.000 vacunas

Sobre los cuidados de las dosis, Puratich remarcó: «La vacuna no se puede descongelar porque pierde la efectividad, así que hay que ser muy estrictos en la cadena de frío y por eso la logística es muy importante. Tiene que estar conservada a menos de 18°C, por lo que ese no es el problema sino el movimiento durante el traslado. Por eso las vacunaciones se harán, en principio, en los vacunatorios de los hospitales de cabecera donde están, sobre todo, las terapias intensivas».
En cuanto al destino de las dosis, el funcionario provincial planteó que «nosotros necesitamos, para el personal de Salud, alrededor de 10.000 vacunas, así que se hizo una estratificación de riesgo para determinar quiénes estaban expuestos dentro de dichas áreas».

Dos aplicaciones

Consultado respecto a la segunda dosis y en qué momento debe aplicarse, el Ministro de Salud provincial precisó que «es como si fueran dos vacunas distintas, es importante aclararlo; la primera que se aplica genera una inmunidad de alrededor del 91,4% y hay que esperar sí o sí 21 días para aplicarla, además de que para ello se puede esperar hasta 60 días», sumando a ello que «lo que hace es aumentar la inmunidad alrededor de un 95%; las dos vacunas tienen componentes distintos, se potencian y potencian la inmunidad».


COMENTARIOS