EN UNA REUNIÓN SEMI PRESENCIAL Y VIRTUAL POR ZOOM TRANSMITIDA EN VIVO POR YOUTUBE

Presentaron, en Esquel, el proyecto de cebada patagónica


El jueves pasado, en Esquel, se presentó el Proyecto INTA Cebada Patagónica. De la experiencia participaron Diego Mayorca y Patricia Hernández (Cervecería El Radal), Luis Crnkovic y Nicolás Nagahama (Cerveza Origen), Lila Tognetti y Néstor Serenelli (Wisky La Alazana), Nicolás Álvarez y Guadalupe Cantón (Gras Val), Tomás Bajar y Davide Carraro (Cervecería Agrícola Patagónica Eutophia), el coordinador Nacional del Programa de Cereales y Oleaginosas , Fernando Giménez de la EEA INTA Bordenave, y Walter Matthiess y Eloy Triviño de la Agencia de Extensión Rural Trevelin. En la presentación estuvieron, además, el Ddrector de la EEAf INTA Esquel, Sebastián Li y Cristina Ugarte, coordinadora del Área Agropecuaria de dicha unidad.

El proyecto

Eloy Triviño inició la presentación, destacando la importancia y el impacto de esta iniciativa. Luego, Li, realizó unas palabras de bienvenida y agradeció la presencia de los involucrados en el proyecto. Se refirió con contundencia a conceptos relacionados al proyecto: el valor cultural del Valle 16 de octubre respecto de la producción cerealera, la intensificación sustentable de los valles, la importancia del abastecimiento local de este tipo de insumos en referencia a los costos del flete aplicados a la producción, y el agregado valor en origen. Esto sumado a la importancia de la Identidad Patagónica de los productos, son motivos impulsores del proyecto.
A continuación, Fernando Giménez de INTA Bordenave, realizó una breve descripción de los inicios del proyecto y de la respuesta que se le dio a la demanda de la producción cervecera. Explicó que están muy conformes con los resultados de los ensayos y que esto fue el producto del trabajo articulado de muchas personas.
Walter Matthiess de la Agencia de Extensión Rural Trevelin, compartió una presentación en la que repasó brevemente la actividad, “el año pasado plantamos un tercio de ha en octubre”. En este sentido dio especificaciones técnicas respecto de cómo se ha realizado la plantación y qué elementos se utilizaron. También agregó, “todo es nuevo en la zona, las cervecerías están en auge pero el sector maltero recién está empezando y si bien es una zona es cerealera es más con fines forrajeros, la idea entonces era poner todos los eslabones de la cadena en juego para ver si lográbamos una cerveza de calidad”.

Proceso de malteo

Néstor Serenelli, de Wisky La Alazana, quien se encargó del proceso de malteada, se refirió al orgullo que siente de formar parte de este proyecto. La Alazana tiene experiencia en el malteo; respecto de la cebada, comentó que tuvo muy buena respuesta, “el rendimiento de la cerveza fue muy bueno coincidiendo con las expectativas que teníamos en el extracto”.
También explicó cuáles fueron los pasos del malteo, “nos propusimos hacer una malta base con un remojo convencional y cinco días de germinación controlada, fría, realizada en invierno. Luego la secamos por 24 horas con variaciones de temperatura de hasta 83 grados. No conocíamos esta variedad y estamos muy conformes con los resultados”, concluyó.

Las cervecerías

Por su parte Davi de Carraro de Cervecería Agrícola Patagónica Eutophia, inició su disertación con agradecimientos hacia el INTA y a quienes estuvieron involucrados, “lo que estamos logrando es maravilloso a nivel patagónico, cervecero y argentino”, y agregó: “Sin una buena base no vamos a tener una buena cerveza y la verdad logramos sacar un muy buen ensayo”. Continuó explicando que, “entre las cuatro cervecerías nos propusimos hacer una receta de una cerveza pilsen, con una densidad media, con poco amargor y casi nula presencia de estrés de levadura; apenas empezamos a moler el grano, el aroma era impresionante, muy limpio y dieron muy buenos números a nivel de eficiencia, densidad, claridad de mosto PH y en todo el proceso pudimos ver una cebada de calidad y obtuvimos una buena cerveza”.
Luis Crnkovic, de Cervecería Origen, explicó cómo formularon la receta paso a paso y explicó las variaciones que haría a la preparación si volviera a efectuarla, “es una malta muy noble, digna para tener en cuenta para cualquier tipo de cerveza. Logramos una IPA del sur usando esa cebada”, y agregó: “Es un orgullo ser parte de este proyecto, invito a seguir apostando a un producto patagónico”.
Diego Mayorca, de Cervecería El Radal, habló de la cata de la cerveza y mostró en vivo el producto logrado, “la cerveza tiene unas notas de miel, bizcochos, galletitas, cosas dulces, estamos muy conformes con la cerveza lograda desde su color al sabor”.
En su turno, Tomas Bajar, de Cervecería Agrícola Patagónica Eutophia, tomó la palabra, diciendo que Trevelin necesita recuperar la siembra de granos. Como los demás rescató el trabajo en equipo y destacó la importancia de tener una semilla local, que le permita al productor sembrar pequeñas parcelas, “comprarle al vecino y no a una multinacional, nos da independencia y eso el INTA lo entendió muy bien”. Destacó a su vez, el acompañamiento de la AER Trevelin en los desarrollos productivos.
Sobre el cierre, Eloy Triviño se refirió el cambio de paradigma que supone en la economía regional tener una semilla disponible y con identidad local. Destacó a su vez la importancia de la articulación público-privada para poder atender la demanda.
Por último, todos los productores cerveceros explicaron que la cerveza lograda tuvo un gran éxito en el mercado.
La presentación completa se encuentra alojada en el canal de YouTube de INTA Esquel. Para verla pueden acceder a través de https://www.youtube.com/watch?v=YVgZqWsG3B8&ab_channel=INTAESQUEL


COMENTARIOS