EL PESIMISMO REINA EN EL ÁMBITO COMERCIAL EN MOMENTOS EN QUE RECRUDECE LA PANDEMIA

El sector comercial prevé ola de despidos para el verano


A pesar del relajamiento que puede verse en las calles de Buenos Aires, el azote de la pandemia continúa vigente y severo, tanto en lo sanitario como en lo económico. Tanto es así, que las ventas de los comercios no levantan y el rebrote de contagios de covid podría complicar aun más la situación.
De hecho, más del 35% de los comercios del país tienen previsto despedir personal en los próximos tres meses, a raíz de las restricciones que aún siguen vigentes por la pandemia, de acuerdo con una encuesta difundida este martes.
Según un relevamiento efectuado recientemente por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), el 29,9% de las empresas de la actividad están sin operaciones desde el inicio de la cuarentena -el 20 de marzo último- mientras que el resto se encuentra total o parcialmente operativa.
Además, el 35,6% despedirá empleados en los próximos tres meses y el 73,5% estima que la situación económica del país dentro de seis meses estará «peor o mucho peor» que ahora».

Igual o peor

En tanto, el 46% vaticina que su situación estará igual dentro de seis meses y, de continuar las restricciones actuales por los próximos 30 días, el 54% de las empresas podrán continuar operativas; el 19,5% sufrirá importantes pérdidas; el 17,2% deberá reducir su tamaño y el 11,5% cerrará sus puertas, precisó la encuesta de la CAC, que se realizó entre el 15 y el 20 de este mes.
El relevamiento también arrojó que el 24,1% las ventas mercantiles cayeron más del 50% respecto a la situación previa a la pandemia, y que el 73,6% no realizaba ventas online antes de la pandemia: ahora ese porcentaje cayó al 52,9%.
Asimismo, el 74,7% asegura estar sin atraso en el pago de salarios; 57,5% sin atraso en el pago de impuestos y 69% en el pago del pago de servicios.
Apenas el 50,6% dice que podrá pagar el aguinaldo en las «condiciones habituales».
Por último, el 25,4% de las compañías continúa con teletrabajo y el 74,7% no realizará inversiones en el corto plazo.
Participaron del relevamiento empresas de diversos tamaños: hasta 9 empleados (58,6%); entre 10 y 49 empleados (25,3%); entre 50 y 200 empleados (11,5%); y empresas con más de 200 empleados (4,6%), de rubros tales como comercio minorista, comercio mayorista y gastronomía, entre otros.
El 54% de las empresas encuestadas manifestó realizar actividades esenciales.

Sin grandes expectativas para las fiestas

Por otra parte, ni siquiera la llegada de las fiestas de Navidad y fin de año anticipan un alivio para el alicaído sector del comercio.
Más del 80 por ciento de los comerciantes estima que sus ventas serán menores a las del año pasado en las fiestas navideñas, de acuerdo con un relevamiento de la Federación de Comercios de la Ciudad (Fecoba).
El 80,6% de los comerciantes prevé que sus ventas de fin de año estarán por debajo de las registradas el año último, y sólo 13,9% estima que logrará superar las de 2019, según la encuesta de la que participaron 60 centros comerciales porteños, a pocos días de la Navidad.
La perspectiva de mayor caída por rubro –medido por cantidad de unidades- se ubica en indumentaria y calzado, con mermas que se calculan entre 50 y 60 por ciento, respectivamente.
En contraposición, juguetería es el rubro que muestra mayor dinamismo y las ventas que se registran están vinculadas con actividades al aire libre como andadores, monopatines, pelotas e inflables, entre otros.
Por otro lado, el relevamiento muestra que para un 63.9% de los comerciantes las fiestas de fin de año representan en promedio casi 5 millones de pesos de su facturación anual, mientras que para 16,7%, más de 30 millones de pesos, y para 13,9% implican entre 15 y 30 millones de pesos.
«Estamos observando que pese al intento por reacomodarse tras el peor año de la historia económica que se recuerde, el nivel de ventas no repunta y eso no nos permite ser auspiciosos para estas Fiestas», señaló el titular de Fecoba, Fabián Castillo, en un comunicado.
Considero que «será de vital importancia retomar un sendero de incentivo al consumo para apuntalar al sector el año próximo», al tiempo que recordó que «antes de que comenzara la pandemia, las pymes venían atravesando dos años de prolongada recesión, lo que dejó a las empresas en una situación de mucha fragilidad».
Los negocios, tapados por las deudas
La película de terror en la que están insertos los locales comerciales de la Ciudad parece no tener fin. La salida de la cuarentena resultó con la pérdida de al menos el 20 por ciento de los emprendimientos, pero la sangría está muy lejos de concluir.

Quita de ATP

Por el contrario, entidades del sector anticiparon que la quita de los ATP, sumado a las exigencias que demanda la alternativa REPRO y la meseta en el consumo que suele mostrar Buenos Aires en verano, redundará en una nueva ola de cierres que se activará durante los meses de calor.
Señalaron que, de los 100.000 comercios que se mantienen aún en pie, al menos la mitad acumula fuertes deudas en lo que hace a ingresos brutos, ABL, servicios en general y alquileres. Por esta misma variable, ese volumen de locales quedaría fuera de toda posibilidad de acceder al sucesor de los ATP.
Tampoco es que los REPRO representarían la salvación para los emprendimientos. Desde FECOBA, la federación que integra a las pyme del comercio y la industria en Buenos Aires y el conurbano, comentaron a iProfesional que, de acceder a ese beneficio, el aporte a cada sueldo rondaría un tope cercano a los 9.000 pesos. En cambio, los ATP directamente cubrían la mitad de cada salario. (Fuente: Iprofesional)


COMENTARIOS