EN TODA LA ARGENTINA

Desde 2018 a la fecha, al menos 16 mujeres murieron por un aborto mal practicado


La Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo en Argentina. Ahora la iniciativa será tratada por la Cámara de Senadores, que se espera que se haga durante los últimos días del año en curso, aunque todavía no se brindaron precisiones.
En este contexto, el medio digital Latfem publicó un relevamiento titulado “Sin Ley: Zona de riesgo”, en el que brindó detalles sobre la situación actual en Argentina. En el documento se especificó que al menos 16 niñas, adolescentes y adultas fallecieron en todo el país como consecuencia de abortos inseguros durante los últimos tres años. En tanto que tres de estas muertes se produjeron durante la etapa de aislamiento por el Covid-19. Además, se estima que por hora se realizan unos 54 abortos en todo el territorio nacional.
De acuerdo con ese registro, la víctima más joven de la clandestinidad del aborto tenía 13 años y son al menos 15 las niñas y niños que quedaron huérfanos de esta forma, los más pequeños de sólo dos años.

Un ejemplo para explicar el panorama

El 7 de noviembre de 2018, tres meses después de que la legalización del aborto fracasara en la Cámara Alta del Congreso de la Nación, tras la histórica media sanción de Diputados, fallecía en la pequeña localidad chaqueña de El Sauzal una adolescente de 13 años que sólo hablaba wichí, por no haber tenido acceso al derecho de la interrupción legal del embarazo.
Al respecto, el informe detalló que “padecía un cuadro de desnutrición crónica, anemia y neumonía, agravado por el embarazo de 32 semanas. La situación era muy riesgosa y fue derivada a Resistencia. Allí le realizaron una cesárea de urgencia. El bebé, que pesó un kilo y trescientos gramos, murió unas horas después producto de una infección. Al día siguiente también murió la niña, como consecuencia del proceso infeccioso que desencadenó en un fallo multiorgánico”.

Miedo a ser detenidas

Entre las situaciones relatadas hay tres de mujeres que demoraron fatalmente la consulta en guardia por miedo a ser detenidas, que intentaron abortar introduciéndose perejil en la vagina.
También una madre de dos hijos murió por un aborto inseguro igual que su hermana 31 años antes, y una joven quedó imputada por “aborto seguido de muerte” por haber suministrado a una amiga las pastillas para interrumpir su embarazo.

54 abortos por hora

Ante este tipo de situaciones, Latfem recordó en su portal que “en la Argentina se realizan aproximadamente 54 abortos por hora, es decir 1.300 por día” y si bien se trata de “un procedimiento de baja complejidad que puede realizarse en el primer nivel de atención y en forma ambulatoria”, las condiciones inseguras que impone la clandestinidad permiten que muchas de estas prácticas terminen con graves secuelas o la muerte de la mujer, como consecuencia de “hemorragias graves, infecciones, peritonitis, traumatismo de cervix, rotura uterina, lesiones varias en vagina y útero”.


COMENTARIOS