De eso no se habla


Lo que se mostró como un logro no es más que una maniobra dilatoria. El pago de la deuda de Chubut fue postergado, y no es justo decir que se trata de una renegociación cuando se extienden los plazos de pago comprometiendo las finanzas provinciales hasta dos mandatos posteriores al vigente. No se consiguieron mejoras, por tanto los únicos beneficiados son los bonistas que seguirán cobrando con las mismas garantías, e incluso con interés superior al que lograron otras provincias. La situación de la Provincia en torno a la deuda no ha cambiado en positivo, por el contrario solo dilata en el tiempo un problema que es estructural y que debe ser atendido urgentemente con todos los actores políticos a la mesa. Chubut necesita un plan, pero de eso, no se habla.


COMENTARIOS