INTEGRADO POR ARGENTINA, BRASIL Y URUGUAY

Crearon el centro latinoamericano de biotecnología


El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Roberto Salvarezza, firmó el Memorándum de Entendimiento para la Creación del Centro Latinoamericano de Biotecnología (CABBIO), con sus contrapartes en Brasil y Uruguay.
El objetivo del Memorándum es la latinoamericanización de las actividades llevadas a cabo por el Centro Argentino-Brasileño de Biotecnología, que es su antecedente directo y en el marco del cual -desde su creación en 1986- se llevan adelante actividades de formación de doctorandos, doctorandas y estudiantes en el área de la biotecnología. En este sentido, a través del acuerdo se busca potenciar los recursos científicos y tecnológicos de la región en el ámbito de la biotecnología, con el fin de proporcionar una mayor independencia tecnológica a los países.

Modelo

Durante la firma del Memorándum, Salvarezza remarcó la importancia de este acto “tan merecedor ya que desde el 2011 Uruguay está participando de forma activa en el Centro y es realmente el lugar que le corresponde”. Destacó, además, el hecho de que un instrumento concebido inicialmente como binacional se transforme en un instrumento regional y con ideas de extenderlo a Latinoamérica.
“Creo que el CABBIO es un modelo sobre el cual se han basado otros centros binacionales que se han construído en la región y al que todos aspiran”, afirmó Salvarezza en relación a su trayectoria de más de 30 años, y que “indica la importancia que tiene el Centro en una actividad que hoy en día se vuelve central”.
La creación del Centro Latinoamericano de Biotecnología se hace posible luego de más de 30 años de actividad continua del Centro Argentino-Brasileño de Biotecnología (CBAB/CABBIO). Esta cooperación bilateral entre Brasil y Argentina ha tenido excelentes resultados a través de cursos, proyectos conjuntos de investigación y actividades de interés común que han sabido utilizar la infraestructura de instalaciones físicas existentes en cada país; y que se traducen, entre otras cosas, en la participación de 6500 estudiantes en el marco de 490 cursos y 140 proyectos trinacionales organizados hasta 2019.
Por último, el director Trinacional del CABBIO, Héctor Álvarez, cerró el evento destacando el comienzo de una nueva etapa para el Centro: “Me siento muy honrado de que me haya tocado ser el director del CABBIO en este momento histórico”.
La firma de este acuerdo entre los Ministerios de los tres países, que constituye un hecho histórico para el Centro y para la cooperación internacional en ciencia de la región, contribuirá de forma significativa a consolidar la relación regional en el ámbito de la biotecnología. Además, servirá de marco formal para que otros países de la región que ya cooperan con el Centro, como Paraguay y Colombia, puedan sumarse formalmente potenciando las capacidades científicas conjuntas en esta área.


COMENTARIOS