Sin luz y sin teléfono


El Diario | Termómetros

El intendente Gustavo Sastre tuvo una larga jornada laboral que comenzó temprano en la mañana en Rawson reunido con el gobernador Arcioni, y terminó con los vecinos del barrio Malvinas protestando por un corte de energía eléctrica. A decir verdad, terminó en la puerta de la casa del presidente de Servicoop, Diego Barquin, porque cuando Sastre llegó al barrio Malvinas para escuchar las demandas de los vecinos, comenzó a llamar por teléfono a Barquin, y como este no respondía, decidió ir a golpearle la puerta de su casa. “Estuve con vecinos del barrio Malvinas que hace horas se encuentran sin luz, llamé al presidente de Servicoop, Diego Barquin y, ante la falta de respuesta, me acerqué hasta su casa para que nos dé una explicación. El compromiso tiene que ser de todos, y por los vecinos!”, relató Sastre a través de la red social Twitter.


COMENTARIOS