JUBILADOS DE CHUBUT SIGUEN CON DRÁSTICAS MEDIDAS POR LA DEMORA EN EL PAGO DE HABERES

Policías retirados se encadenaron porque les deben dos meses y el aguinaldo


El Diario | Regionales

Un grupo de retirados de la Policía del Chubut se encadenó, este jueves, en el ingreso a la sede de Puerto Madryn del Instituto de la Seguridad Social y Seguros (ISSyS). El principal reclamo y consigna fue que se regularice el pago de los salarios, atentos a que la realidad que están viviendo ya es crítica.
Días atrás se conocían noticias de la complicada situación que están atravesando los jubilados provinciales en Chubut, en el marco de la demora en el pago de los haberes. Algunos optaron por lavar vidrios, hacer changas o encadenarse para reclamar por la situación.
En una entrevista con El Diario, Julio César Moreira, suboficial mayor retirado de la fuerza de seguridad provincial en Puerto Madryn, indicó que las razones por las cuales se congregaron ayer “son de público conocimiento, que es que nos están debiendo dos meses, nos deben todavía el aguinaldo y los jubilados estamos en una situación muy crítica, muy mal”.
Además, apuntó que “hay un daño psicológico terrible y tenemos gente muy enferma, gente que no llega a fin de mes. Ya no sabemos qué hacer y cómo presentarle, con respeto, al Gobierno, porque no nos escuchan y nos están faltando el respeto. Hay gente acá que ha aportado durante 40 años”.
En cuanto a su situación particular, Moreira remarcó que padece enfermedades cardíacas, pero atento a la situación que están atravesando dejó su posición sanitaria para reclamar por la demora en el pago de haberes. “Vos podes estar muy enfermo, pero cuando no te entra un peso a la casa tenes que salir si o si a rebuscártela. Es feo, pero tengo que salir a reclamar mi sueldo”, enfatizó.
En este mismo sentido, remarcó que “todos los que estamos acá hemos sido policías durante 30 años en esta ciudad, y algunos más. Y tenemos que estar en esta situación”.
Al ser consultado sobre los medios que emplean para poder subsistir, en el marco de un atraso en el pago de salarios que en algunos casos ha llegado a tres meses de demora, el ex efectivo de la Policía del Chubut dijo: “Algunos piden fiado al comerciante, que no saben si le vamos a pagar. Algunos también tenemos a nuestros hijos grandes que nos dan una mano, pero no es así, nosotros ya hicimos nuestra vida y tenemos que dejar vivir a nuestros hijos, porque ellos también tienen su familia y no pueden estar pendientes de nosotros por la situación económica”.
“Es muy lamentable lo que estamos pasando acá y también estamos reclamando que no nos encuadren en los rangos. Nosotros tenemos la caja de jubilaciones aparte, nosotros ya somos jubilados y queremos cobrar aparte”, concluyó Moreira en diálogo con este medio.


COMENTARIOS