NO FUERON RECIBIDOS POR AUTORIDADES Y ENTRARON POR LA FUERZA

Militantes del No a la mina hicieron destrozos en Casa de Gobierno


El Diario | Rawson | Regionales

Militantes del movimiento que rechaza la minería, ingresaron por la fuerza a Casa de Gobierno en Rawson. Desde temprano se habían congregado a las puertas de la Legislatura, luego se trasladaron a Fontana 50, donde comenzaron a vivar que querían ser atendidos por el Gobernador o algún integrante de su Gabinete, y ante la negativa decidieron ingresar por la fuerza.
Los ánimos comenzaron a caldear al calor del mediodía, y luego de un abrazo simbólico y múltiples cánticos ante la Casa de Gobierno, la situación se volvió más violenta e ingresaron llevándose por delante todo a su paso, haciendo destrozos en el edificio público.

Movilización

Unos cientos de personas se movilizaron desde temprano a las puertas de la Legislatura de Chubut en Rawson para sentar posición contra el desarrollo de la minería en la provincia.
Tras varias horas apostados frente a la Cámara de Diputados que estaba vallada y vacía, porque la sesión legislativa se realizó en forma virtual, los manifestantes comenzaron a desplazare hacia un nuevo objetivo, esta vez Fontana 50. La mayoría de los allí presentes impresionaban personas pacíficas cuyo único interés era el de expresar públicamente su rechazo a la megaminería, pero también se observó la presencia de representantes de grupos radicalizados que ya habían provocado destrozos la semana anterior en edificios públicos de la ciudad de Trelew.

Ingreso y destrozos

La agitación de los manifestantes, y la indiferencia del Gobierno ante el pedido de ser atendidos por las autoridades, terminó con un final poco feliz, los más violentos entre los presentes decidieron tomar un camino más radical, e ingresaron por la fuerza a la Casa de Gobierno, destrozaron lo que hallaron a su paso y se desquitaron con el Despacho del Gobernador, que estaba vacío en el momento de los acontecimientos.
Los hechos dejaron una postal desoladora de la jornada, que podría haber culminado con la imagen de los manifestantes abrazando la Casa de Gobierno, y dejó como foto del día, el edificio histórico dañado por doquier.


COMENTARIOS