Marejada en Puerto Rawson


El Diario | Termómetros

El veterano empresario pesquero capitalino Roberto Valle irrumpió la última semana con la creación de una nueva cámara de la Flota Amarilla y prometió prender el ventilador para “terminar con el manejo discrecional” de Puerto Rawson, que según dijo “está en mano de cuatro o cinco vivos”. Promete sacar a la luz presuntos manejos irregulares y la monopolización de las capturas y la logística. Valle recibió el respaldo de otro peso pesado del sector como Fernando Álvarez Castellano de Conarpesa que coincidió en cuanto a la concentración de poder en pocas manos en el puerto capitalino. La fractura de la flota amarilla amenaza con destapar una olla que durante años ha estado hermética y podría salpicar a unos cuantos funcionarios y ex funcionarios.


COMENTARIOS