DURO GOLPE EN LAS PROVINCIAS DEL SUR ARGENTINO

La pandemia de Covid-19 provocó más de 15.000 despidos en toda la Patagonia


El Diario | Economia | Politica | Regionales

Los efectos de la pandemia de coronavirus resultan cada vez más evidentes y en algunos sectores los cimbronazos se sienten con mayor fuerza. Uno de los ítems más relevantes es el que está vinculado a las fuentes de trabajo del sector privado. Si bien se preveía una merma, también había esperanza con la prohibición de despidos, la doble indemnización y las asistencias del Gobierno Nacional para sostener los salarios con el ATP. No obstante, todo esto no logró evitar un duro golpe, ya que entre marzo y agosto se evidenciaron más de 15.000 empleos menos en toda la Patagonia.
Las cifras reveladas por el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), bajo la órbita del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, afirmaron que en agosto el empleo privado de la región más austral del país tuvo una merma que reflejó 21.952 puestos laborales menos que durante el mismo mes de 2019.
Asimismo, cuando se hace un análisis promedio de esta situación durante la pandemia de Covid-19, resulta que la Patagonia registró 15.339 puestos de trabajo menos entre marzo y agosto, en comparación con el mismo lapso temporal del año pasado.

Provincia por provincia

En el análisis específico de cada una de las provincias, resulta que en Chubut se perdieron 3.851 puestos laborales, mientras que el promedio durante la pandemia llegó a 2.258 trabajos formales menos que durante el año inmediatamente anterior. No obstante, hay un dato positivo, que es que en el mes de agosto, en comparación con julio, Chubut registró una recuperación de 582 empleos.
Por su parte, en Río Negro hay 3.757 puestos laborales menos en la comparación interanual, al tiempo que el promedio durante la pandemia de coronavirus asciende a 3.4848 puestos.
En tanto que Neuquén fue el distrito más afectado de la Patagonia, teniendo a consideración que solo durante agosto se perdieron 12.946 empleos dentro del sector privado, en comparación con 2019. Durante la etapa de aislamiento, el promedio de trabajos destruidos fue de 7.328.
Por su parte, Santa Cruz y Tierra del Fuego fueron las provincias menos afectadas por esta crisis. La primera tuvo 923 empleos interanuales menos durante agosto y un promedio de 899 durante la pandemia. En tanto que el distrito más austral del país vivió la destrucción de 475 puestos privados en agosto y un promedio de 1.371 entre marzo y agosto.


COMENTARIOS