FÚTBOL ANUNCIA SU RETIRO

Fernando Gago le dijo ´basta´ al fútbol profesional


El Diario | Deportes

Este martes, trascendió que el volante central de Vélez Sarsfield, ex Boca Juniors y Real Madrid, Fernando Gago, decidió su retiro de la práctica activa del futbol.
El jugador, de 34 años, transitó por serias lesiones durante su carrera; las cuales le impidieron tener una continuidad, más aun en los últimos años. Sin embargo, esta decisión se debería a una cuestión personal y no por lesión.

Fin a una carrera entre los grandes, de títulos y lesiones que lo perjudicaron

El futbolista hasta entonces de Vélez Sarsfield, Fernando Gago, ha decidido dejar la práctica activa de futbol, durante esta presente Temporada de la Liga Profesional.
Vale destacar que “Pintita” había retomado la competencia de manera oficial en la Copa Sudamericana y en la Copa de la Liga Profesional; cumpliendo por este 2020 unos 16 años de carrera.
Debutó oficialmente el 5 de diciembre de 2004 y, además de concretar dos pasos por el Xeneize, vistió las camisetas del Real Madrid, Roma, Valencia y Vélez (también en dos oportunidades).
Además, vistió la camiseta de la Selección Argentina en diferentes oportunidades: obtuvo el Mundial Sub 20 en 2005; luego, debutó en la Mayor en febrero de 2007. Participó de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, donde obtuvo la medalla dorada; Copa América 2011, Eliminatorias y Mundial Brasil 2014, Copa América 2015 y disputó un partido en 2017, en el cual salió lesionado.
En cuanto a la cosecha de lauros, su palmarés de mas que amplio y destacado: logró 16 títulos tanto a nivel nacional como internacional, incluyendo los obtenidos con la Selección. Con Boca se consagró con seis títulos locales (Apertura 2005, Clausura 2006, Torneo de Primera División en 2015 y 2017, Copa Argentina 2015 y Superliga 2017/18) y tres internacionales (Recopa Sudamericana 2005 y 2006 y Copa Sudamericana 2005).
En Real Madrid obtuvo cuatro títulos (dos Ligas españolas, en 2007 y 2008, la Supercopa en 2008 y la Copa del Rey en 2011); en tanto, en Vélez logró la Superfinal en 2013.
Por otro lado, con la Selección Argentina consiguió la Copa Mundial Sub 20 en 2005 y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2008.
A fines de octubre, Gago brindó una entrevista a Deportivo IP y había expresado que no pensaba en el retiro. «Dependerá muchísimo de las ganas que tenga, de la forma que sea el momento de decir basta. Los plazos que me pongo son cortos», aseguró.
«Creo que el día de mañana se me va a recordar por volver a jugar después de cinco lesiones. Yo creo que eso, sin querer, es algo que me va a quedar a mí guardado, y una sensación linda de haber sobrepasado situaciones donde era muy difícil salir, de volver a jugar al fútbol y de volver a estar bien», sumó en declaraciones al mismo medio.
´Resiliencia´, su historia puesta en palabras en Pelota de Papel II
Gago, también fue parte del movimiento “Pelota de papel- Cuentos escritos por futbolistas”, donde en su Edición N°2, escribió su relato denominado “Resiliencia”. Claramente, basado en sus situaciones de dolencias y lesiones que lo alejaron de la práctica deportiva y que tantas veces, lo llevaron a resurgir de sus malos momentos.
El cuento, explica en una de sus líneas que “El alma le duele más que el tendón. Más que todo. El número 5 hace memoria de sí mismo y no puede creerlo. Se mira, se ve y disfruta, como desde que pateó por primera vez una pelota, de jugar en el club del cual es hincha y en el que se formó desde pequeño”; haciendo luego, un repaso literario de la situación de la lesión, la operación, la recuperación, los momentos más triste pero siempre, destacando el acompañamiento de sus seres queridos. Cuenta además como se da su regreso, referencia un campeonato obtenido por su equipo y cierra, con las sensaciones tras ese momento “meses más tarde, su equipo se consagra campeón, una vez más. Con él como capitán. De pronto, en plena vuelta olímpica, se abstrae. Poseído por una emoción que lo desborda por completo, de la mano de sus hijos atraviesa la cancha, esa que conoce de memoria. Se sienta en el círculo central y llora como un niño. El círculo se cierra. La película tiene un final feliz. El Nº 5 jamás pensó que ese mal momento se convertiría en una de las mejores experiencias que le tocó vivir. Gracias a aquello, aprendió que siempre se puede salir adelante de cualquier situación extrema que aparezca en el camino, y lo preparó como nunca para lograr, una y otra vez, y todas las veces que sean necesarias, recuperarse. Para volver a ponerse pie y enfrentar cualquier batalla, aún cuando casi nadie lo crea posible. Excepto él, claro, y los seres queridos que lo rodean a diario. Así en la tierra como en el cielo”.


COMENTARIOS