SE REGISTRÓ UN CRECIMIENTO EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

En Puerto Madryn se denuncia un caso de abuso sexual infantil cada 10 días


El Diario | Puerto Madryn | Seguridad

Desde un tiempo a esta parte se ha registrado un crecimiento en la visualización de los casos de abuso sexual infantil. En este contexto, se ha comenzado a registrar la cantidad de denuncias, las cuales han ido creciendo durante los últimos años. No obstante, especialistas afirman que esta suba no refiere a un aumento en la cantidad de casos, sino que hay una mayor predisposición a denunciar este tipo de hechos.
En este contexto, la pediatra Silvina Leiva precisó que en 2017 se oficializaron 15 casos de abuso sexual infantil; en 2018, 36; en 2019, 46; y en lo que va de 2020 ya se registraron 34 casos. De esta manera, el total acumulado de los últimos cuatro años asciende a 131 hechos, lo que da un promedio de 2,7 por mes y una denuncia cada poco más de 10 días.
“Esta tendencia en ascenso fue muy marcada en el período analizado. Lo que siempre charlamos en el grupo y que consideramos que tuvieron un gran impacto son los medios de comunicación. Esto quiere decir que se denuncia más, no que hay más casos de abuso, porque como muchos de los casos que son denunciados son denuncias que ocurren en la adolescencia de abusos que acontecieron en la primera infancia”, apuntó.

Datos del Área Programática Norte

Además, la especialista remarcó que “en el año en curso, un año que fue muy atípico y atravesado por la pandemia, ya llevamos 34 casos hasta finales de octubre. Es un número significativo y cuando comparamos los datos del Área Programática Norte con otras regiones de la provincia, tenemos un porcentaje mayor de denuncias por abuso sexual infantil”.
No obstante, aclaró que “esto no quiere decir que haya más casos de abuso sexual infantil en el Área Programática Norte, esto probablemente tenga que ver con la mayor sensibilización de la población en cuanto al tema”.

Distinciones por edad

“Cuando analizamos los grupos de edad, vemos que hay dos picos de incidencia y esto se repite en todo el período analizado. Tenemos un pico entre los dos y los cuatro años y otro pico entre los 10 y 14 y mayores de 15 años”, remarcó Leiva.
En el detalle, precisó que “para el grupo de entre dos y cuatro años es super importante el nivel de alerta, de los padres y de los cuidadores principales del niño, el rol del pediatra en los controles de salud para poder pesquisar los síntomas que pueden ser muy sutiles y que nos pueden dar la pauta de que está aconteciendo un abuso sexual infantil”.
En cuanto al otro rango etario dijo: “En cambio, en los niños más grandes el poder develar es un dato muy importante y la escuela juega un rol preponderante. Quizás la escuela es el lugar en donde muchas veces los chicos se atreven a contar este tipo de cuestiones y a través de la Educación Sexual Integral (ESI) estas cosas deben ser abordadas cada vez más”.

8 de cada 10 víctimas son niñas

En cuanto a la distinción por sexo, la pediatra remarcó que en este análisis “se repite el patrón de las cifras a nivel mundial, con un predominio en el sexo femenino. El 80% de los abusos ocurren en niñas, lo que es un dato no menor”.
“En cuanto a los exámenes físicos, encontramos en un 50% de los casos datos compatibles con abuso sexual infantil. Este es un número muy elevado en relación a las estadísticas nacionales y mundiales. Esto nos muestra que todavía estamos viendo la punta del iceberg”, lanzó.
Por último, indicó que “muy pocos de los pacientes tenían el seguimiento adecuado, que es un adecuado control pediátrico posterior, con la solicitud de serología y la adherencia al tratamiento que se instaura en los casos de abuso agudo, el seguimiento por parte del equipo de Salud Mental y la acción con Justicia. Esos números pudieron revertirse y hoy contamos con un 66% de los casos de seguimiento de los pacientes”.


COMENTARIOS