LOS SUELDOS ADEUDADOS A LOS ESTATALES PROVOCA UNA RETRACCIÓN DEL CONSUMO

El sector comercial tiene más problemas por la crisis de Chubut que por la pandemia


En el marco de un contexto desfavorable para los comerciantes de distintos puntos del país, Damián Villanueva, uno de los referentes del sector en la localidad de Esquel hizo un análisis de los últimos tiempos y de los efectos que están teniendo los cimbronazos económicos en la economía regional.
En primer lugar, afirmó que “estamos en una situación crítica desde principios de marzo cuando se generó todo el contexto de la pandemia. Eso después se fue arrastrando durante el tiempo y por lo menos durante unos meses, hasta julio y agosto. Luego, la cuestión fue mejorando un poco a medida que se fueron habilitando las distintas actividades y se fueron extendiendo los horarios comerciales. Se ha ido notando un cambio con marzo y abril, cuando los negocios estaban cerrados”.
En este mismo sentido, explicó que el documento elaborado por la Asociación de Comercios y Afines de Esquel tomó como referencia dos momentos específicos: uno a fines de marzo y el otro fue a partir de mediados de noviembre.

Crisis de Chubut

Al ser consultado sobre los tiempos previstos para una recuperación integral del sector, Villanueva remarcó que “nosotros lo que estamos planteando es que la retracción de la economía, por lo menos lo que tiene que ver a nivel local ya no está vinculada con las restricciones ni con todo lo que tiene que ver con esta pandemia de coronavirus, sino más bien está centrada en una crisis económica que está atravesando la Provincia. Eso impacta de lleno en las actividades de los comerciantes”.
“Este atraso de los sueldos adeudados en todo el sistema de empleados provinciales y jubilados, y diferentes servicios con los que el Estado provincial no está cumpliendo como es su obligación, genera que la economía esté retraída y esté parada”, apuntó el referente comercial de la localidad cordillerana.

Millones de pesos que no entraron

Además, precisó que “hay entre 1.500 y 1.800 millones de pesos que no entraron a la ciudad de Esquel por el concepto de las masas salariales atrasadas. Es un montón de plata que ha hecho que la economía esté tan restringida y tan corta en lo que tiene que ver con el consumo”.
En esta misma línea, insistió con que “no es el coronavirus, sino lo que está sucediendo es una crisis económica muy fuerte por parte del Gobierno Provincial y creemos que hasta que no se pongan en marcha todos los servicios y todas las obligaciones que tiene el Estado provincial para con los ciudadanos es difícil que la economía vuelva a reactivarse”.

Apertura del turismo

En cuanto a la apertura del turismo comarcal y los efectos que tendría en el sector comercial de Esquel, dijo: “Es un aliciente para la actividad turística y para el sector que va a ser el más complicado y golpeado que es el de los alojamientos. Aquellas personas que tienen un hotel, un complejo de cabañas o hostels tienen su local totalmente cerrado y no tiene ingresos desde marzo”.
No obstante, apuntó que “creemos que va a ser una temporada muy atípica, muy difícil. Prestadores turísticos van a ser los que van a tener que tratar de ponerle el hombro y necesitamos que haya un Estado presente y acompañando a los sectores para que no se pierdan empleos, ni empresas y no tengamos menos camas disponibles para la actividad turística”.


COMENTARIOS