NUEVA RESOLUCIÓN DEL MINISTERIO DE SALUD DE LA NACIÓN

El Gobierno dio marcha atrás y autorizó a las prepagas a aumentar un 10% y no 15%


El Gobierno Nacional había autorizado a los prestadores de la medicina privada a que, a partir de diciembre, aumenten sus cuotas un 15%. No obstante, estos números tuvieron modificaciones durante las últimas horas y finalmente la autorización será del 10%. Esto se desprende de la Resolución 1787/2020 del Ministerio de Salud, fijando la suba de las cuotas en un 10%.
Vale destacar que esta norma fue publicada esta semana como Suplemento en el Boletín Oficial, evidenciando una marcha atrás con lo anunciado horas antes, donde se afirmaba que el incremento de diciembre iba a ser del 15%, mientras que habría un adicional del 10% en febrero.
Puntualmente, el comunicado emitido por la Superintendencia de Salud decía que “se aprobó un ajuste a las cuotas de medicina prepaga que se aplicará en forma desdoblada: 15 por ciento en la cuota correspondiente a diciembre 2020 y 10 por ciento en la cuota de febrero 2021”.
Asimismo, la última resolución de Salud dejó sin efecto este aumento al aducir “un error material en la misma”. De esta forma, el costo de la cuota de la medicina privada aumentará sólo 10% a partir del primero de diciembre.
En tanto que las prepagas ya habían informado a sus afiliados la suba del 1%. Por eso la Resolución 1787 aclara que en el supuesto que las prepagas hubieran informado el incremento del 15%, se considerará como válido el 10% a los fines de comunicar a los afiliados los aumentos con 30 días de anticipación.
Además, también resulta importante destacar que la Resolución ahora vigente, no anticipa ningún aumento para 2021.
En las empresas de la medicina privada el achique del aumento de las cuotas fue inesperado, aunque en estos días les llamó la atención que la Resolución con la suba del 15% más el 10% no hubiera sido publicada en el Boletín Oficial, a pesar que les fue comunicado el incremento el viernes de la semana pasada.
Uno de los determinantes que habría llevado a la anulación de la Resolución anterior es que si bien las entidades prepagas tuvieron aumentos en los costos, desde marzo pasado a través del decreto 300/2020 el Estado redujo en un 95% las contribuciones patronales de las empresas del sector y se les fijó una menor alícuota en el pago del impuesto a los débitos y créditos.


COMENTARIOS