PADRES AUTOCONVOCADOS SE MANIFESTARÁN EL PRÓXIMO DOMINGO

Convocan a una marcha para exigir la presencialidad en las aulas en 2021


En el marco de la situación epidemiológica que está viviendo Argentina, en casi todos los establecimientos educativos las aulas están cerradas y sin presencia de jóvenes en las aulas. Como consecuencia de esto, un grupo de padres autoconvocados impulsa una movilización para el próximo domingo en distintos puntos del país, con el objetivo de que el 2021 arranque con presencialidad en todas las escuelas.
En Puerto Madryn la protesta iniciará el domingo a las 17 en el Monumento a la Mujer Galesa. Para más información, se puede acceder a las cuentas de Facebook, Twitter e Instagram del grupo Padres Autoconvocados VIRCH.
En este contexto, El Diario mantuvo una entrevista con Fernando Sambrano, impulsor de esta iniciativa, quien se manifestó “preocupado por la situación de los chicos, porque este año por la pandemia no han tenido clases. Hemos tomado la posta porque vemos que no hay ninguna iniciativa por parte de las autoridades del Gobierno por crear protocolos y demás”.
“Hemos decidido crear una iniciativa a nivel nacional para realizar una movilización para informar sobre qué se trata el tema y para pedir que abran las escuelas y nos aseguren la presencialidad el año que viene”, apuntó.
En cuanto a que la propuesta refiere a lo que sucedería durante 2021, dijo que “no tiene sentido” avanzar con la apertura de las aulas en lo que resta del 2020. No obstante, aclaró que sí se solicitó que “los últimos años de cada ciclo sí tengan su colación de grado, con los protocolos necesarios y esperamos que se pueda realizar”.
Sobre la situación particular de Chubut, donde desde 2016 no hay clases de manera normal, Sambrano consideró que “eso es terrible, sobre todo para los chicos, más allá de todos los problemas que causan en el núcleo familiar que un chico no tenga clases. Esos chicos son una generación que les va a costar mucho insertarse en la sociedad el día de mañana”.
Si bien remarcó que “uno entiende la lucha docente”, cuestionó que “los métodos llevados cierto tiempo deberían reconsiderarlos”.
En este sentido, dijo: “En el núcleo familiar, lo que implica que el chico no vaya a la escuela es reacondicionar todas las actividades laborales nuestras, de acuerdo a que los niños están con nosotros y el estrés que genera para ellos el tener clases por Zoom”.
Por último, el referente del movimiento de padres autoconvocados subrayó que “los chicos ya no quieren saber más nada con el Zoom. Cuesta muchísimo que se conecten, extrañan y han tenido actitudes fuera de lo normal por estar todo el día en su casa y con sus padres. Perdieron toda socialización con sus compañeros y los docentes”.


COMENTARIOS