LA HABRÍAN MATADO Y LUEGO QUEMADO EN UN DESCAMPADO DE TRELEW

Comenzó el juicio oral por el homicidio de Rosa Acuña


El Diario | Judiciales | Trelew

En la sala de la cámara penal de los Tribunales en Trelew, comenzó el juicio oral que investiga el hallazgo de cuerpo calcinado de Rosa Acuña, de 25 años de edad. Por este hecho, se juzga la conducta de Laura Vargas por homicidio simple y Karen Campusano, Lorena Oyarzo y Luis Samusik, debido al delito de encubrimiento agravado.
El tribunal está integrado por Gustavo Castro como presidente a quien acompañan las Juezas María Tolomei y Mirta Moreno. Por el Ministerio Público Fiscal actúa la fiscal general Griselda Encina, en tanto que Sergio Rey representa los intereses de Laura Vargas y de la misma forma Romina Rowlands lo hace en nombre de Campusano, Oyarzo y Samusik. También se cuenta con la participación de Federico Ruffo como querellante en nombre de la madre de la víctima, Claudia Carrasco.

Suspensión de la audiencia

Sin embargo, cuando había transcurrido poco más de media hora del comienzo de la jornada y después de un breve cuarto intermedio, el doctor Castro informó a las partes que existía un inconveniente técnico lo cual impedía una correcta recepción del audio a la doctora Moreno. Ante esta situación, la Magistrada se decidió finalmente a concurrir en forma presencial a la Sala, lo cual ocurrirá a partir de este viernes 6 a las 8:30 horas.

Los hechos

Durante la audiencia, la fiscal alegó que el Ministerio Público acreditará lo ocurrido entre la cero hora del 2 de septiembre y las 14 del día 3, al indicar que el 1 de septiembre de 2018 se realizaba una fiesta en un domicilio del barrio Primera Junta y ya en la madrugada del 2, Laura y Rosa, que convivían en ese lugar, mantuvieron una fuerte discusión agrediéndose con fuertes golpes. Cuando se retiró la mayoría de los asistentes y solo quedaban dos acompañantes, Vargas habría golpeado a Rosa, causándole serias lesiones.
Al día siguiente, según la Fiscalía, concurrió al domicilio de Oyarzo y Campusano en el barrio Constitución para solicitar su ayuda, y estas dos acudieron a Samusik para pedirle que colabore con su auto.
De esta manera, los tres se habrían dirigido a la casa de Vargas, donde la nombrada y Oyarzo habrían envuelto el cuerpo de Acuña cargándolo en el baúl, a la vez que también agregaron un colchón, lo que no permitía que se cierre bien.
Las cuatro personas se dirigieron a un descampado ubicado entre Mosconi norte y Burmeister norte, a quinientos metros de donde vivían ambas. Allí, habrían tirado el cuerpo y el colchón y Vargas les habría prendido fuego, para luego alejarse del lugar, donde al otro día fue encontrado el cuerpo calcinado, habiendo fallecido Rosa por los efectos del fuego, tal lo certificado por los informes médicos correspondientes.
La doctora Encina expuso que se pedirá condena para Laura Vargas por homicidio simple y para Oyarzo, Campusano y Samusik por encubrimiento agravado. El querellante adhirió a lo expuesto por el Ministerio Público Fiscal, manifestándose en tal sentido.

Las defensas

El defensor Sergio Rey detalló sobre las inconsistencias en el material probatorio y dijo que cuestionará el dolo homicida refiriendo a un desconocimiento por parte de su clienta en cuanto a que Acuña hubiera estado viva cuando se prendió fuego.
Para la defensora Rowlands, Samusik y Campusano debieron ser testigos y no imputados y aseguró que sin Samusik no habría existido la posibilidad de encausar este caso, mencionándolo como “testigo estrella”. Agregó que Oyarzo es insusceptible de merecer pena.

Testimonio de la madre

Posteriormente, se convocó a la primer y única testigo de esta jornada, la madre de Rosa Acuña; quien contó haber mantenido una buena relación con su hija hasta que en 2018 ella conoció a Laura Vargas en un trabajo en el Municipio. Fue así que se hizo madrina de uno de los hijos de la imputada y se fue a vivir con ella porque según indicó era muy confiada. Señaló ante preguntas de la fiscal que alguien le había dicho que Vargas no era muy buena persona, pero Rosa decía que estaba todo bien.
Más adelante, Claudia Carrasco expresó que la vio por última vez unos tres días antes de su cumpleaños y le había manifestado que ese día haría un asado, pero nunca llegó. Agregó que en aquellos días se preocupó cuando no tuvo más comunicación y efectuó la denuncia en la Comisaría Segunda, pero escuchó la noticia del hallazgo de un cuerpo calcinado y se dirigió a la Seccional Tercera porque estaba seguro que era ella: “La habían encontrado quemada viva, es decir que la prendió fuego cuando aún vivía”, aseguró la mamá.
Después de su testimonio, vino el cuarto intermedio y la comunicación por parte del tribunal sobre la continuidad de este juicio oral para este viernes a partir de las 8:30 en la misma sala de la Cámara Penal.


COMENTARIOS