ASÍ LO RATIFICÓ LA ASOCIACIÓN DE MAGISTRADOS Y FUNCIONARIOS JUDICIALES DE CHUBUT

Aseguran que durante la pandemia aumentaron los casos de violencia de género


En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, desde distintas entidades se hicieron pronunciamientos al respecto. Una de ellas fue la Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales de Chubut (AMFJCh), desde donde solicitaron “destacar la trascendencia que reviste el rol del Poder Judicial en esa lucha”.
El documento del organismo también apuntó que “en un año extraordinario, por la propagación del Covid-19, los gobiernos debieron disponer el confinamiento masivo de las personas. Dicha circunstancia, lamentablemente, ha provocado un marcado aumento de situaciones de violencia contra las mujeres”.
“Por tal razón debieron activarse mecanismos más eficientes y ágiles, para facilitar a las afectadas un mayor acceso a la justicia. A pesar de todas las medidas dispuestas, menos del cuarenta por ciento de las víctimas pide ayuda o realiza la denuncia. En ese contexto resulta fundamental seguir trabajando para acercar el servicio de Justicia a las mujeres que lo necesiten”, apuntaron desde la AMFJCh.
En este mismo sentido, remarcaron que “fue necesario capacitarse para detectar las múltiples situaciones en las que una mujer se encuentra en desventaja por su condición de tal. Los/as magistrados/as y funcionarios/as judiciales deben identificar e intentar desmantelar explícitamente aquellos estereotipos patriarcales, ilegítimos y dañinos, que reproducen y agravan la desigualdad y provocan su más trágica consecuencia: la violencia sobre las mujeres”.
En cuanto a los resultados de este tipo de iniciativas, afirmaron que “se han obtenido algunos logros en la visibilización de la violencia, pero las cifras indican que la cantidad de mujeres víctimas sigue siendo alarmantes”.
Por último, el documento esgrimió que “quienes ejercemos la magistratura y la función judicial, mujeres y hombres, debemos cumplir con el mandato convencional de la ‘debida diligencia reforzada’, para contribuir con nuestras decisiones a que sea una realidad que las niñas y las mujeres tengan una vida libre de violencia”.


COMENTARIOS