Arcioni inmutable


El Diario | Termómetros

Quienes estaban cerca del gobernador Arcioni cuando se produjeron los incidentes en Casa de Gobierno, afirman que el primer piedrazo que ingresó por la ventana de su despacho no lo alteró. Incluso afirman que fue él quien debió tranquilizar a su secretario privado, quien se habría puesto muy nervioso ante un dispositivo incendiario ingresando por el mismo ventanal. Cuando comenzó a arder el cortinado, el Gobernador fue llevado hasta el hall central del Salón de los Constituyentes, por su seguridad. Impávido e inalterable se mostró en todo momento Arcioni ante sus colaboradores, y cuando retornó la calma a Fontana 50, cruzó hacia la residencia. “Aquí no pasó nada, está todo bien, todo normal”, afirman que decía el Gobernador. Sin embargo, pasó todo. Un grupo de personas ingresó a la Casa de Gobierno, pasó la seguridad interna, irrumpió en el despacho del Gobernador, e intentó prender fuego el lugar. Un mensaje violento, inaceptable e ilegal, pero igual de contundente que la imagen de la fotografía de Arcioni en el cesto de basura en la calle.


COMENTARIOS