Sin diálogo político


El Diario | Termómetros

La actitud del gobernador Mariano Arcioni ante la crisis en Chubut, evidencia la grave crisis institucional que atraviesa la provincia, donde los gremios estatales fueron ignorados por el Ejecutivo, a pesar de estar horas reclamando ser atendidos, donde un minúsculo número de diputados quiso interceder para que los gremios fueran recibidos, y salieron de Casa de Gobierno como llegaron. En un escenario que muestra el desinterés del Gobierno Provincial ante el conflicto, al que responde con anuncios vanos. Este martes quedó demostrado que el Gobierno no genera condiciones para establecer una mesa de diálogo con los gremios. Tampoco hay un acercamiento con el Poder Judicial o el Legislativo. En Chubut el Estado no funciona, no hay diálogo político, y Arcioni ha demostrado que no es más que un mero administrador, y lo hace mal.


COMENTARIOS

Comments are closed.