Puertas abiertas


Después de una vigilia de una veintena de horas a las puertas de Casa de Gobierno, dirigentes de los gremios estatales se fueron del lugar sin ser recibidos por el gobernador Mariano Arcioni a pesar de sus ingentes intentos. Ni sindicalistas, ni legisladores provinciales lograron torcer el brazo del titular del Ejecutivo. Sin embargo, ante los múltiples reclamos y cuestionamientos, el ministro José Grazzini se animó a decir públicamente que “las puertas de la Casa de Gobierno están abiertas para todos los gremios”, y la respuesta no se hizo esperar. La Mesa de Unidad Sindical pidió formalmente una reunión con el Gobernador, y según informaron este sábado serán recibidos el martes y el miércoles en sendas reuniones. Los trabajadores exigirán detalles del plan para salir del pago escalonado y la cancelación de los sueldos adeudados. Varias versiones dan cuenta de que el Gobierno analizaría, ofrecerles un bono a los trabajadores.


COMENTARIOS