Mariano guarda silencio


Sabido es que hablar, puede ser un arte, pero callar, puede ser toda una virtud. Ya lo dice la popular frase, “si no tiene nada bueno que decir, mejor no digas nada”, y al parecer esa sería la razón por la cual, el gobernador Mariano Ariconi no habla. No dialoga con los legisladores, no recibe a los trabajadores, no habla con la prensa. Está claro que es dueño una gran virtud, guardar silencio. Evidentemente no tendría nada bueno para decir, porque no habla en público desde el 6 de octubre cuando anunció la salida del pago escalonado para noviembre. Esta semana para sorpresa de muchos, el Gobernador estuvo en Casa de Gobierno, lunes y martes, o al menos así se desprende de las imágenes que difunde la prensa oficial acerca de sus recientes reuniones, una presencial con el sector de la pesca y una virtual con Secretario General del Consejo Federal de Inversiones. Sin embargo, nada trascendió acerca de sus recientes viajes a Buenos Aires, aunque según los dichos del Secretario de Minería de la Nación, la agenda de Arcioni ha sido muy productiva en torno a la proyección de la actividad minera en Chubut. Por estas horas, hay mucha expectativa acerca de cuándo se transmitirán los resultados de esas gestiones oficiales al Poder Legislativo de la provincia.


COMENTARIOS