SEGÚN UN DURO RELEVAMIENTO DE IDEA

Los efectos adversos de la pandemia en Argentina son peores a los esperados


El Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) elaboró un informe tras efectuar un relevamiento que evalúa los efectos de la pandemia en el país y revela que, en la actividad económica, el impacto fue peor que el previsto. Sostiene que las PyMEs tuvieron una mayor dificultad para adaptarse a la “nueva normalidad” y en cuanto al empleo privado afirman que el saldo neto continúa siendo negativo. Además, la capacidad ociosa continúa en aumento, especialmente en la industria.
Cuando comenzó la pandemia y se empezaron a tomar medidas que restringían la circulación de las personas se anunció que iban a haber consecuencias negativas en diversos sectores. Entre ellos, uno de los principales refería a la actividad económica que se vería retraída por la paralización de varias actividades, la caída del consumo y determinados sectores que llevan más de siete meses de ‘facturación cero’.
Esto se desprende de un relevamiento desarrollado por IDEA, que elaboró un informe en donde anunció que la profundidad de la crisis fue mayor y más extensa de la prevista.
En tanto que “el primer indicio de recuperación de la economía es el aumento de las ventas de algún segmento”.
Por su parte, dentro de la perspectiva de las empresas, cuatro de cada diez esperan alguna evolución positiva en sus ventas, ya que afirman que ya llegaron al piso. Asimismo, para las exportaciones no se avizoran cambios sustanciales y en cuanto al empleo privado afirman que el saldo neto continúa siendo negativo.
El informe también desarrolló una serie de recomendaciones al Gobierno y también un análisis respecto al origen de los problemas. Al respecto, apuntaron que el teletrabajo tiene a consolidarse, mientras que destacaron que las empresas medianas manifestaron una mayor dificultad para adaptarse a la “nueva normalidad”.
En cuanto a la evaluación de la situación económica del primer semestre, los ejecutivos consultados sostuvieron una percepción desfavorable de la situación económica nacional de los primeros seis meses del año. Dos de cada diez confían en una tendencia hacia la mejora para el próximo período.
Al ser consultados sobre la tasa de la capacidad en la que están operando, la mayoría de los empresarios afirmó que la capacidad ociosa continúa en aumento, especialmente en la industria.
Otro de los datos en los que se hizo hincapié en el documento elaborado por IDEA fue en que la cadena de pagos sigue siendo un factor preponderante en la actual crisis. No obstante, se observa una inflexión en la tendencia a la extensión de la cadena de pagos.
Por último, se consultó sobre los principales factores que se podrían ejecutar para aumentar la competitividad del país. La primera de las propuestas es una Reforma Impositiva, seguida por una Reforma Laboral. En tanto que el podio es completado por el buen funcionamiento de las instituciones y la Justicia.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS