FUERTE SALTO EN EL INDICADOR DURANTE SEPTIEMBRE

Los consumidores pagan cinco veces más de lo que cobraron los productores


El Diario | Economia | Nacionales

Si bien siempre hubo diferencias considerables, durante los últimos tiempos la brecha entre el dinero que reciben los productores por bienes agropecuarios y el precio que figura en las góndolas de los comercios se ha incrementado con mayor fuerza.
Según el último informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la diferencia de precios para el promedio de los 24 principales productos agropecuarios se ubicó en 5,01 veces en el mes de septiembre, mientras que la participación del productor en el precio final bajó a 25,7%.
El documento emitido por la entidad nacional precisó que la brecha de costos entre lo que paga el consumidor y lo que recibe el productor por los productos agropecuarios en el campo revirtió la caída de agosto y tuvo un salto del 21% en septiembre. Puntualmente, el aumento estuvo fuertemente influenciado por las subas mensuales del zapallito (80,5%), el tomate (63,2%) y el pimiento rojo (64,9%).
Del total de los alimentos analizados, 19 evidenciaron una suba, mientras que solo cinco estuvieron en baja. Esta diferenciación explica el fuerte incremento que se vio en los indicadores generales mensuales.

Diferencia con agosto

En promedio, los consumidores pagaron 5,01 veces más de lo que cobró el productor por los productos en la tranquera de sus campos, cuando en agosto la diferencia fue de 4,14 veces.
Cabe destacar que estos datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores.
En el detalle, el informe precisó que el IPOD frutihortícola subió 25,9% en el mes y la brecha para esos productos promedió en 4,44 veces. En un año cayó 8,7%.
En otro orden, el IPOD ganadero bajó 1,2% (a 3,38 veces) y se ubicó 6,9% abajo del mismo mes de 2019. En tanto que la participación del productor en el precio final cayó 11,5% con respecto al mes anterior, ubicándose en 25,7%.

Mayores y menores brechas

En septiembre, la mayor brecha se detectó en la zanahoria, donde el precio se multiplicó por 12,09 veces desde que salió del campo, seguida por la manzana (10,17 veces), la pera (8,47 veces), y el zapallito (8,23 veces). En el caso de las pomáceas, el productor entrega su producción a los galpones de empaque durante el primer trimestre de cada año. Luego, la comercializadora fija el precio y la forma de pago.
Los productos con menores brechas, en tanto, fueron: la frutilla (1,64 veces), el pollo (2,04 veces), la acelga (2,45 veces), y la cebolla (2,58).
Analizando los IPOD individuales para cada producto, este mes los dos extremos estuvieron dados por la zanahoria, con una brecha de 12,09 veces, y la frutilla, donde la brecha fue de apenas 1,64 veces.

Participación del productor

En cuanto a la participación promedio del productor en el precio final, la misma pasó de 28,9% en agosto a 25,7% en septiembre. La mejor situación la tienen los productores de frutilla, que recibieron el 61% de los precios de venta minorista de esta fruta. En cambio, en la zanahoria el productor apenas recibió el 8,3% del precio final.
Para entender estas cifras, hay que comprender que el IPOD es un indicador elaborado por el sector de Economías Regionales de CAME para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de muchos productos agropecuarios en el recorrido desde que salen del campo y hasta que llegan al consumidor. Esas distorsiones son muy dispares según producto, región, tipo de comercio y época del año.
En general, las diferencias están determinadas por un conjunto de comportamientos, algunos especulativos de diferentes actores del mercado, básicamente de las grandes cadenas de supermercados que se abusan de su posición dominante en el mercado. Otros son factores comunes como la estacionalidad, que afecta a determinados productos en algunas épocas del año, o los costos de almacenamiento y transporte.


COMENTARIOS

Comments are closed.