JONATHAN BARRÍA APELÓ SU SENTENCIA DE 8 AÑOS Y MEDIO

La violó en la calle y ahora pide que le bajen la condena porque estaba borracho


En enero del año pasado, Jonathan Barría violó a una joven en un descampado de la ciudad de Comodoro Rivadavia, luego de amenazarla con un cuchillo en una parada de colectivos. Por ese hecho, Barría fue encontrado culpable y sentenciado en primera instancia a la pena de ocho años y medio de prisión, pero esta semana, apeló esta sentencia y solicitó que se tuviera en cuenta que estaba “intoxicado”.
Ahora es el turno del tribunal de revisión, conformado por los jueces Martín Montenovo, Guillermo Müller y Daniel Pintos, quienes deberán comunicar su decisión el próximo lunes 2 de noviembre, a las 12:30 horas.

El pedido de la defensa

De esta manera, Jonathan Barría, representado por la defensora pública Cristina Sadino, este miércoles interpuso un recurso contra la sentencia condenatoria del tribunal de juicio al considerarlo penalmente responsable del delito de “abuso sexual con acceso carnal, dos hechos en concurso real” e imponiéndole una pena de 8 años y 6 meses de prisión. La defensa considera que se trata de dos hechos independientes, separados entre sí y que concurren materialmente. Barría “se hizo cargo de los hechos y pidió disculpas”, añadió Sadino.
Respecto de los agravantes y atenuantes, la defensora se refirió al estado de intoxicación de su defendido al momento del hecho. Dijo que a raíz de ello “los niveles de inhibición son menores, como sostuvo una profesional en el juicio”. Pidió entonces que se le reduzca la pena por los agravantes y atenuantes enunciados.

La respuesta de Fiscalía

En contraposición, el fiscal Martín Cárcamo solicitó se confirme en todos sus términos la sentencia condenatoria. Al cuadro probatorio rendido en el debate, le sumó la confesión del imputado.
“El tribunal entendió que fueron dos las agresiones sexuales; es decir que estamos ante una pluralidad de acciones relevantes”, argumentó el fiscal, apuntando que “se ha lesionado la libertad sexual de la víctima en dos oportunidades”.
Concluyó que “nada nuevo se introduce como agravio para modificar la pena que ha impuesto el tribunal de juicio, ya que han sido consideradas las circunstancias atenuantes que ha traído la defensa”.

Los hechos

El hecho contra la integridad sexual juzgado tuvo lugar el 30 de enero de 2019 cuando la víctima se encontraba en una parada de colectivos en las calles Huergo y Los Pensamientos, del barrio San Martín. Al advertir la presencia de varias personas de sexo masculino, caminó hacia la avenida Rivadavia.
Antes de llegar a la estación de servicio, Barría la intimidó con un arma blanca y la obliga a acompañarlo. “Hagamos como si fuéramos novios”, le dijo.
Siempre con el arma blanca contra su cuello, la condujo a un descampado donde la sometió sexualmente.


COMENTARIOS