Imagen en baja


De acuerdo a los datos revelados en la encuesta nacional de octubre publicada por la consultora, Innovación Política y Desarrollo, la percepción global de la gestión de gobierno, a nivel nacional arrojó que un 57,7% del electorado la considera negativa frente a un 38,5% que la considera positiva. De este modo se observa un diferencial negativo de -19,2%. Asimismo, consultados acerca de si le creen a Alberto Fernández cuando habla, 43,3% afirmó que no le cree nada de lo que dice, un 27,4% le cree algo y el 27,7% de los encuestados le cree todo. Está claro que la pandemia resultó un factor determinante para que los argentinos reafirmaran o mutaran la opinión que tenían sobre algunos dirigentes políticos, especialmente aquellos que se encuentran gobernando. En el caso de Alberto Fernández, la imagen negativa, supera a su positiva. La primera se encuentra respaldada por el 54,9% de los argentinos y la segunda por el 40,5%, marcando una diferencia entre ambas superior a los 14 puntos.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS