HAY CONCESIONARIOS QUE PREFIEREN NO VENDER PORQUE ANTICIPAN QUE SEGUIRÁN SUBIENDO

El valor de los 0km se duplicó en 12 meses en Argentina


El Diario | Economia | Nacionales

La industria automotriz se enfrenta, una vez más, a los peores fantasmas que han hecho frenar las ventas y provocar las peores caídas de los patentamientos en los últimos tiempos.
Ahora, cuando todo hacía pensar en sobrevivir con una leve suba en las ventas hacia fin de año, producto del dólar blue que abarató los precios en pesos (y los autos cotizan al cambio oficial), todo dio marchas atrás.
Según adelantaron fuentes del sector a este medio, la disparada del dólar provocará una estampida en los precios que terminará ocasionando dos problemas:
Por un lado, que los valores aumenten una vez más, siguiendo la tendencia del último año, pero aún con un mayor porcentaje.
Por el otro, que el impuesto interno afecte a modelos que hasta ahora eran del mercado más masivo, pero que no resistirán la barrera de los 2.050.000 millones aproximadamente, que es a partir de cuando empieza a aplicarse dicho tributo.
Además, esta suba se aplicará a precios que se vienen retocando en el último año de forma descomunal. Así se desprende de una investigación realizada por iProfesional, que muestra que, comparando los valores de octubre del año pasado al mismo mes de este año, se observa un incremento de precios que supera el 100 por ciento.
Para tomar magnitud de las dificultades que enfrentan los compradores, hace un año hablar de un auto de entrada de gama era pensar en medio millón de pesos. Hoy, esa barrera fue derribada, y los valores prácticamente se han duplicado en los últimos 12 meses. Para llegar a un 0km, hay que pensar en 1 millón de pesos.
Otro problema: cada vez se necesitan más salarios para llegar a un modelo de entrada de gama, porque los sueldos no aumentan al mismo ritmo que los autos.
En cuanto a la falta de stock, Alberto Príncipe, presidente de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), advirtió que «hay menos oferta y esto hace que el vehículo seminuevo se encarezca. Hay una cuestión que estamos observando y es que hay productos para los que hay una demanda altísima y poca oferta, lo que cambia la ecuación».
Señaló que el público «se encuentra con autos 0Km que tienen entrega para dentro de cuatro o cinco meses y con precio abierto, entonces esto hace que haya una distorsión en el mercado y un auto modelo 2018, según versión y equipamiento, pueda valer lo mismo que uno nuevo».
En este escenario, repasamos los valores de los modelos más vendidos y masivos, comos son los autos chicos y los SUV, cuánto se incrementaron en un año y qué pasará con su futuro.

Fiat

La marca italiana posee el vehículo más barato del mercado, el Mobi, y el más vendido, el Cronos. Sin embargo, también sus precios se modificaron de forma notable con incrementos que van del 40 al 90 por ciento.
Por ejemplo el Mobi, pasó de $633.200 a $906.400, creció 91%; mientras que el Cronos que se fabrica en la Argentina, en la planta que posee la marca en Córdoba, pasó de $813.300 a $1.149.700, es decir, se incrementó un 41 por ciento.

Renault

La marca tiene otro de los autos más baratos del mercado, el Kwid. Además, entre sus novedades para este año, lanzará la nueva Alaskan, la pick up que estrena el segmento de las medianas. Pero eso no es todo, también en precios aplicó importantes retoques en los valores.
En este caso, el Kwid pasó de $493.300 a $943.500, es decir, aumentó un 91%; mientras que Duster pasó de $873.300 a $1.382.400, una suba de 58 por ciento.

Volkswagen

En el caso de la marca, ofrece precios de lista y precios tácticos. Tomando como referencia el precio real, más allá del descuento que se pueden ofrecer, los valores aumentaron en promedio un 55 por ciento.
En el caso del Gol, pasó de $796.500 a 1.254.000, una suba del 57 por ciento. El precio con descuento es de 988.590 pesos.
Por otro lado, el T-Cross, que es el SUV más vendido del mercado, pasó de $1.087.200 a $1.773.000, una suba de 59%. El precio con rebaja es de 1.560.000 pesos.

Ford

El caso de Ford es uno de los que menos incrementaron los valores, con un promedio que va de 44 a 51 por ciento. En el caso del Ka, pasó de $747.300 a $1.077.000, un incremento de 44 por ciento.
Por otro lado, tomando como referencia el EcoSport, pasó de $1.051.100 a $1.590.000, una suba de 51 por ciento.

Chevrolet

Es una de las marcas más vendidas del país, la cual tanto el Onix, uno de los modelos más baratos y vendidos del país, como la Tracker, el SUV que fue uno de los líderes en su segmento, cambiaron este año de diseño, lo cual impacta en el precio.
Más allá de esa renovación, los valores se encarecieron por el contexto. El Onix Joy sufrió un fuerte ajuste que llega al 76 por ciento. De esta manera, los valores pasaron de $576.000 a $1.014.900.
En el caso de Tracker, los precios pasaron de $1.010.700 a 1.618.900 pesos. La suba es de 70 por ciento.

Peugeot

La marca es una de las que más incrementó los precios, pero se debe, especialmente, a que uno de sus modelos tuvo el mayor cambio, que es el 208. Este modelo pasó de ser importado de Brasil a fabricarse en el mercado local, en la planta que posee la marca en El Palomar.
Con ese cambio se actualizó la plataforma y ahora es un modelo de última generación. El precio pasó de $713.500 a $1.556.300, es decir, subió un 118 por ciento.
En cuanto al 2008, este sufrió una suba de 80%, al pasar de $845.100 a $1.522.500.

Citroën

La marca francesa también aplicó importantes subas a los valores de sus autos, las cuales promedian el 70 por ciento.
En este caso, el C3 pasó de $721.500 a $1.231.700, un incremento de 70%; mientras que el C4 Cactus pasó de $807.500 a $1.355.700, se modificó un 67 por ciento.

Problemas coyunturales

Más allá de los valores de los autos que se incrementaron en un año, el problema que atraviesa hoy el sector es que, por la suba del dólar de la última semana, los valores podrán ajustarse más debido a este incremento.
En la industria recalcan que los autos, sean fabricados en la Argentina o se importen, siempre tienen muchos componentes de otros mercados, lo cual hace que sigan el ritmo de la divisa.
Además, tendrán que resguardarse porque no es fácil reponer el agotado stock, el cual hoy las marcas se preocupan en volver a abastecer después de haber sufrido varias trabas a las importaciones y demoras en las entregas.
En este escenario, queda solamente esperar las próximas semanas para ver si se hacen los ajustes en octubre, con un segundo listado en el mes o se espera a noviembre. Parece que por ahora, esperarán y retrasarán las ventas, esperando para cambiar los listados el mes próximo.
(Fuente: Iprofesional)


COMENTARIOS

Comments are closed.