EL PRESIDENTE DEL COLEGIO DE ABOGADOS DE MADRYN SE PRONUNCIÓ A FAVOR DE “FICHA LIMPIA”

Crece el respaldo al proyecto para que condenados no ocupen cargos públicos


En el Concejo Deliberante de Puerto Madryn se presentó días atrás un proyecto para que se implemente la iniciativa denominada Ficha Limpia. Ésta consiste en prohibir ocupar cargos públicos a las personas que hayan sido condenadas, con la confirmación de una segunda instancia, por delitos contra la Administración Pública, otro tipo de delitos dolosos penales, así como también aquellos contemplados en la Ley Penal Tributaria.
Puntualmente, Ficha Limpia tiende a que las personas sentenciadas, aún sin condena firme, pero con al menos una confirmación en la culpabilidad de los hechos, no puedan formar parte de las listas para ocupar cargos públicos a través de las elecciones. Tampoco están autorizadas para ser designadas para formar parte del Poder Ejecutivo local.
Al respecto de esta iniciativa, El Diario dialogó con Sergio Fassio, presidente del Colegio de Abogados de Puerto Madryn, quien se pronunció a favor de la iniciativa y puso en valor el proyecto de ordenanza presentado por la concejal María Eugenia Domínguez.

“Absolutamente de acuerdo”

En primer lugar, consideró que “estoy absolutamente de acuerdo con todo tipo de normativa u ordenanza municipal que se pretenda sacar en función de que los candidatos a puestos públicos importantes, ya sean electivos o por el Ejecutivo, respeten estos indicadores de Ficha Limpia”.
No obstante, remarcó que desde el Colegio de Abogados aún no se emitió una opinión al respecto, aunque también le adelantó a este medio que le pedirán a la concejal Domínguez el proyecto para estudiarlo y pronunciarse sobre el mismo.

Garantía de doble instancia

Al ser consultado sobre la posibilidad de que esta iniciativa viole el principio de inocencia, ya que no se requiere una condena firme, Fassio consideró que “la garantía de doble instancia estaría cumplida porque el proyecto establece que hay que tener una condena por una Cámara de Apelaciones, el condenado ya tuvo suficiente oportunidad para ejercitar su derecho de defensa”.
“La expectativa de condena, si bien no está firme, porque todavía hay una instancia de apelación al Superior Tribunal de Justicia en nuestra provincia, hay una fuerte sospecha de que sea condenado. Frente a esa situación, la sociedad misma debería poner en jaque la honorabilidad de esa persona”, concluyó el presidente del Colegio de Abogados de Puerto Madryn.


COMENTARIOS