RENATO ALEUA PRESIDIÓ LA ASAMBLEA VIRTUAL DESDE MAR DEL PLATA DETRÁS DE UNA COMPUTADORA

Alpesca aprobó balances y se mudó a Buenos Aires en plena pandemia


El Diario | Regionales

Siete años han transcurrido desde que Alpesca tiró a la calle a sus 1.000 trabajadores y dejó el tendal de deudas con cientos de proveedores. En plena cuarentena por la pandemia de coronavirus se realizaron dos asambleas “virtuales”, en las que en menos de 15 minutos se “aprobaron los balances” y la sociedad anónima, en proceso de expropiación, cambió su domicilio y se mudó de Puerto Madryn a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Nunca se publicaron los edictos respectivos y teniendo en cuenta el proceso expropiatorio iniciado por el Gobierno de Chubut en 2014, quedó en evidencia la inacción, en ese trámite ante la Justicia Civil y Comercial de Puerto Madryn, por parte de la Fiscalía de Estado que actualmente conduce Andrés Giacomone, las autoridades de la Secretaría de Pesca de Chubut y el Comité de Administración de los Bienes de Alpesca que preside Gerardo Gaitán.

Desaguisado sinfín

Para contextualizar, el miércoles 8 de octubre de 2020 la titular del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial N° 22, Margarita Braga, en el expediente de la quiebra de AP Holding SA, notificó al síndico Lauriano Ventura Sánchez para que “tome conocimiento de las medidas sugeridas por los acreedores laborales” y “adopte temperamento al respecto”.
Los representantes legales de un grupo de acreedores laborales de AP Holding le sugirieron a la jueza una serie de medidas en el trámite de la quiebra y en ese marco se ventiló que Alpesca realizó dos asambleas virtuales en junio pasado.
Los abogados patrocinantes de ex tripulantes de la empresa avanzan con planteos ante la inacción del Estado chubutense que es quien tiene en cabeza los bienes de Alpesca, que arrendó a Red Chamber. El planteo notificado ayer al síndico de la quiebra solicita “recaudar importes de la locación del barco Promarsa III, desde que se decretó la quiebra de AP Holding (en 2017) hasta la fecha”, al tiempo que piden “intimar al Gobierno de Chubut para que gire una copia del contrato de arrendamiento de ese barco congelador tangonero a RCA”, como también “determinar la deuda por ese contrato de locación”. Cabe mencionar aquí que Red Chamber compensa ese arrendamiento con las inversiones realizadas en el aparato productivo.
Finalmente piden se ordene notificar a la IGJ de CABA, la IGJ de Mar del Plata y la IGJ de Rawson sobre la «celebración de las asambleas ordinaria y extraordinaria del 21 de julio de 2020», en la cual se aprobaron los balances y se cambió de jurisdicción a Alpesca, advirtiendo que ante esos organismos registrales tienen pendientes de formalizar ese proceso.

Rápidos y veloces

Así tomó estado público las asambleas ordinaria y extraordinaria que se habrían llevado a cabo por vía Zoom, la plataforma virtual, el pasado 21 de junio. De la misma, según el acta, tomaron parte Renato Aleua y su hijo Rodolfo Martín Lenk Aleua en calidad de accionistas de Alpesca, como así también el Dr. Raúl Gustavo Ríos en representación de AP Holding, autorizado por la jueza de la quiebra.
“Ríos explicó que AP Holding debía pedir de inmediato la convocatoria de una asamblea y de labrar las actas pertinentes para presentarlas ante la jueza Eroles, a cargo del juicio de expropiación y ante la IGJ chubutense”, dice un tramo del acta hecha virtualmente, ya que Aleua y su hijo lo hicieron desde Mar del Plata. Argumentan que “frente a las dificultades que se podrían presentar para una publicación edictal y para reunirse en la ciudad de Puerto Madryn, se decidió la celebración a distancia”, dejaron sentado. Renato Aleua diciendo ser el presidente de Alpesca hizo constar que las “decisiones unánimes de las asambleas elimina cualquier posibilidad de cuestionamientos posteriores y facilitar el cambio de domicilio a otra jurisdicción”.
El acta dice también que la asamblea empezó pasadas las 19:15 horas, de aquel 21 de julio de 2020 y terminó unos minutos después, y en ese trámite express, Alpesca pasó a tener sus balances aprobados y pasó a ser una sociedad radicada en Buenos Aires.
En tanto, el juicio de expropiación sigue aún sin determinar el monto multimillonario que el Estado de Chubut deberá pagar por haberse quedado con la planta de procesamiento de Puerto Madryn y los siete barcos que ostentaba.
Con todo, todavía no tiene redactado el capítulo final, la novela de suspenso que también tuvo aristas policiales, con múltiples villanos, y si no fuera porque en el camino quedaron miles de afectados (y no de ficción) sería también tragicómica. (Fuente: Revista Puerto)


COMENTARIOS
Añade tu comentario
 

Normas de Uso No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes de la República Argentina o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

eldiarioweb.com ha creado un espacio en donde volcar ideas no teniendo que recurrir al registro de usuario para hacer más ágil el ingreso . Se requiere NO emitir agravios, injurias y discriminación de cualquier tipo amparadas por el anonimato.