HOCKEY DESDE BÉLGICA

Sol Palacio comparte su presente en La Rasante


El Diario | Deportes

La jugadora madrynense de hockey, Sol Palacio, se encuentra en Bruselas, Bélgica, jugando en el Club La Rasante.
Desde allí, habló con El Diario, contando su presente en la esta 2° Temporada en la institución belga, que volvió a confiar en su juego para disputar la División 1.

Entrena a las categorías menores

El hockey en Bélgica, ya cuenta con el desarrollo de su competencia, disciplina que tiene como representante de Puerto Madryn, a la joven Sol Palacio, quien transita por su segundo año en el Club La Rasante.
“Solcito”, luego de reconfirmar su continuidad en la institución, tras transitar la cuarentena por la pandemia COVID-19, retomó los entrenamientos con su equipo y días previos al inicio del Torneo, en un partido amistoso, sufrió una lesión. Rotura de ligamento de la rodilla derecha, la primera lesión grande su carrera, la cual la llevará, tras una operación, a estar varios meses fuera de las canchas.
En su proceso de aceptación de lo vivido, Sol habló con El Diario y comentó su presente: además de jugar en el club, es entrenadora de las categorías menores “estoy trabajando, haciendo horas extras, entrenando a los niños del club. Me dí cuenta de que me gusta entrenar a los infantiles, por contrato tengo que cumplir horas”.
La delantera, contó cómo se dio su lesión: “jugué un amistoso, de la nada sentí el crac en la rodilla y como salí caminando normal, luego hice ejercicios con una kinesióloga. Al otro día no daba más del dolor de rodilla. Así que me hice estudio y me salió que me rompí el ligamento”.
“Me tengo que operar, empecé kinesiología porque tengo que extender bien la pierna para hacer la operación. Tengo fecha para el 24. La recuperación es de 7 meses. Es toda la temporada. La idea es hace bien toda la recuperación y poder jugar los últimos partidos. La recuperación es en cuatro fases, que no puedo hacer nada, la segunda es bicicleta, la otra es correr y después hockey; posteriormente es partido. Es la primera vez que tengo una lesión así, sé que es bastante dura, estoy procesando. Pero es una lesión para los deportistas”, comentó, con optimismo pensando en que podrá completar la Temporada en la segunda división del hockey belga.
Este 2020, es su segundo año en el Club La Rasante, luego de sumarse a mediados de 2019 desde Banco Nación de Buenos Aires. “Es mi segunda Temporada en La Rasante. El club me re apoyó antes y después de la operación también, es de las dos partes”, valoró. “Después de operarme puedo seguir trabajando, puedo seguir con mis compañeras, filmar los partidos, estar ahí, mi idea es apoyar lo más posible por más de que me muera de ganas al estar afuera. Este Torneo estaba muy bueno, iba a ser con más ritmo, mas físico, con otro juego. Con ganas de que cuando vuelva, se pueda mantener la categoría”, analizó.

Una nueva Temporada, en la 2° División

En cuanto al Torneo, contó que “empezó el torneo el domingo anterior”, agregando que para este 2020, en su participación en la División 1, el club había apostado a reforzarse en búsqueda de mantener la categoría “el año pasado solo había dos refuerzos argentinas, ahora la idea es mantenerse en División 1, sería una Mantener la categoría y a futuro ascender. Nos reforzamos con una jugadora polaca que jugaba en Italia y con una argentina más además de mi. Además hay jugadoras un club de la zona, con jugadoras que juegan muy bien. La Rasante es un equipo, tenemos que estar confiadas y se jugó el club para mantener la categoría”.

Un gran 2019

Para Sol, el 2019 fue el año de cumplir la primera parte de su experiencia, y este más asentada, será el de crecimiento: “el 2019 tuve un muy buen año, me respetaron todo a rajatabla. Es un ida y vuelta, cumplir con los entrenamientos, entrenamos a las categorías menores. Era jugar un año más y jugar con ellos. Sé que podía pasar a la División de Honor, pero me parecía bueno tener esa transición, jugar esta categoría y después probarme en otro club, tal vez. Es una cuestión de agradecimiento, estoy muy bien en el club, me pagan departamento, me apoyan con la lesión y la operación. En otros clubes no pasa mucho eso, tengo suerte”.
En cuanto a lo vivido, ´Solcito´ aseguró que “Bélgica es increíble. Cuando llegue acá era todo nuevo. Ahora este segundo año es diferente, tengo más territorio en la cancha, aprendí un poco más de francés, puedo hablar con mis compañeras mejor, cosas que tal vez el año pasado no lo hacía. A futuro espero jugar en la categoría superior, esa seria para mi, la frutilla para el postre. También encontré el amor, mi novio juega en el mismo club, es un amor”.
Desde puerto Madryn, Sol Palacio siempre es acompañada por su familia y sus amigas y amigos que le ha dado el deporte: “con mi mama todo bien, un poco preocupada por la operación pero sabe que si me quedo acá me puedo operar cuanto antes y tengo gente que me cuida”.

El hockey y la pandemia

Consultada al respecto de cómo se vivió y vive la pandemia COVID-19 en aquel país, Sol comentó que “en el hockey al principio era con distancia después empezamos los partidos. Hubo rebrote, mucho. En Bruselas se hizo obligatorio el barbijo. Pero no se volvió de fase ni nada, se buscó controlarlo con el uso de barbijos y el cuidado. No es que no hay más casos acá, pero hay que seguir. La gente respeta el uso de barbijos y tapabocas, desde el metro, como en el súper, ahora hasta en la vereda”.
Sobre la actividad deportiva, recordó que “durante la cuarenta se podía correr, podías salir a hacer deporte”, mientras que en los entrenamientos del hockey “al principio eran ejercicio de a dos personas, con distancia de 5 metros, eran varios atelier, pasabas de dos, sin contacto. Una vez que habilitaron, con el tiempo, fue entrenamientos de uno contra uno y partidos. En los atelier estabas con palo y bocha, se trabajaba la técnica individual”.

Continuando los estudios

Por otro lado, se aseguró la continuidad en su carrera profesional, ya que podrá continuar con los estudios de Arquitectura: “comienzo la facultad, estoy nerviosa porque empezaré a cursar en francés. Voy a tirarme el lance que si todo sale bien, sería el mismo tiempo que me queda para recibirme en la UBA. La UBA tiene convenio con la Universidad de acá, tenía el 70% de la carrera cursada. Es un objetivo poder terminarla. Me quedaría el Master, que son 2 años”.
Optimista en su proceso de recuperación de la operación, esperando volver pronto a las canchas, Sol indicó que “estoy tranquila, es tomarme la pausa para empezar bien la facultad, estoy entusiasmada. Me da muchas ganas de saber como será el tema universitario”.


COMENTARIOS
Añade tu comentario
 

Normas de Uso No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes de la República Argentina o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

eldiarioweb.com ha creado un espacio en donde volcar ideas no teniendo que recurrir al registro de usuario para hacer más ágil el ingreso . Se requiere NO emitir agravios, injurias y discriminación de cualquier tipo amparadas por el anonimato.